De 'reina' de la noche a futura reina de Inglaterra: el radical cambio de Kate Middleton

La esposa del príncipe Guillermo ha sufrido un gran cambio en los últimos tiempos. Descuber cómo ha sido su metamorfisis estilística.

Kate Middleton va adquiriendo más y más protagonismo. Desde la muerte de la reina Isabel II, que tuvo lugar el pasado 8 de septiembre en el Castillo de Balmoral, los roles dentro de la Familia Real británica han cambiado de manera radical. Ahora, su hijo, Carlos III ejerce ya como actual Rey de Inglaterra junto a su esposa, Camilla, reina consorte por deseo expreso de la difunta monarca. Del mismo modo, el príncipe Guillermo y Kate Middleton se convirtieron en los nuevos príncipes de Gales. De esta manera, el día que el Rey muera serán ellos quienes se conviertan en los reyes de Inglaterra.

Ha pasado mucho tiempo desde que la princesa de Gales forma parte de la Corona. El Príncipe y ella se conocieron cuando estudiaban en la Universidad de St. Andrews. En una primera toma de contacto, consolidaron su amistad y hasta compartieron casa, para después iniciar un romance. Aunque tuvieron una fuerte crisis que hizo peligrar su historia de amor en 2007, tal y como indicó The Sun.

Kate Middleton
Gtres

Al parecer, después de graduarse, tenían por aquel entonces 24 Guillermo y 25 Kate), el Príncipe servía en el Ejército y provocaba que estuviera fuera de Londres, al menos, cinco días a la semana, lo que provocó un distanciamiento en la pareja. La noticia causó un enorme revuelo en Reino Unido, ya que Kate Middleton se había ganado el cariño de la ciudadanía gracias a su discreción y simpatía. El primogénito de Carlos III pasaba los pocos días que tenía libres con sus amigos y compañeros de regimiento. El príncipe recibía formación militar como oficial del regimiento de los Blues and Royals, en Bovington, en Dorset, al sur de Inglaterra, de lunes a viernes. Un horario que limitó sus encuentros. Sin embargo, el destino hizo de las suyas y terminó ganando el amor. El 29 de abril de 2011 se celebró la gran boda real en la abadía de Westminster, bajo la atenta mirada de la Familia Real británica que ya había dado el visto bueno a su historia de amor.

Kate Middleton
Gtres

Durante todo este tiempo, el cambio físico de Kate Middleton ha sido notable. Cuando no formaba parte de la realeza podía lucir cualquier tipo de estilismo, dado que no tenía que seguir ningún tipo de protocolo real. De hecho, constan imágenes de ella ataviada en minivestidos de lentejuelas combinados con botas OTK (precisamente uno de los diseños preferidos de la reina Letizia en invierno). Las salidas nocturnas eran habituales. Salidas a las que en muchas de las ocasiones se unía el heredero al trono británico.

Kate Middleton
Gtres

Una vez entró a formar parte de La Firma, la vida de la princesa de Gales dio un giro de 180 grados. Tenía que seguir unas normas si quería encajar y continuar su romance con el Príncipe. Una de las reglas era y sigue siendo no llevar las uñas pintadas de colores vibrantes. Lo mismo ocurre con el maquillaje. Los tonos tierra siempre son los grandes protagonistas de los estilismos beauty de Kate Middleton. Comenzó a lucir los famosos vestidos abrigo, prenda que ha hecho suya y es toda una seña de identidad de la Princesa.

Kate Middleton
Gtres

Hoy en día se conoce a la que será la futura reina de Inglaterra como una de las royals que mejor visten. En su extenso vestidor real cuenta con prendas de Alexander McQueen, una de sus firmas de cabecera. Incluso ha incorporado a sus looks diseños con sello español como es el caso de Zara, firma que también lucen la mismísima Máxima de Holanda o Rania de Jordania, entre otras.

Pese a que en la mayor parte de los actos a los que acude Middleton tiene que seguir con minuciosidad las reglas de estilo, hay ocasiones, pocas, en las que también luce sus conjuntos más casuales y relajados. Un claro ejemplo de ello es cuando lleva jeans combinados con sus sneakers preferidas, el modelo de Adidas Stan Smith, que tiene un precio de 70 euros.

 

Sheila González

Sheila González

Continúa leyendo