Descubrimos Althorp House: el lugar en el que Diana de Gales fue verdaderamente feliz

La espectacular mansión se encuentra a poco más de cien kilómetros de la capital británica

Se tiende a pensar que el Palacio de Kensington es el lugar en el que Diana de Gales pasó sus mejores momentos. Es cierto que el ahora hogar de los duques de Cambridge guarda innumerables recuerdos de la princesa del pueblo y que incluso uno de sus jardines está dedicado a su memoria, pero si hay un lugar en el que Lady Di pasó sus momentos más felices -también algunos de los más complicados-, este es, sin duda, Althorp House. Althorp House que desde hace varias generaciones está vinculada a la familia Spencer. Construida en 1508 por y para la dinastía a la que perteneció la que estaba llamada a convertirse en reina consorte, Althorp guarda muchos secretos de la vida de Princesa.

Con más de 500 años de antigüedad, la casa pertenece ahora al hermano de Diana, que en los últimos años ha intentado dar un nuevo aire a la mansión. Sin embargo, sus orígenes se remontan mucho más atrás. Sir John Spencer fue el responsable de que en pleno siglo XVI los terrenos en los que hoy se ubica la propiedad fueran elegidos para construir una espectacular mansión que pudiera perdurar a lo largo del tiempo. Gracias a su esfuerzo e importantes relaciones, el que se convirtiera en barón de Wormleighton, procuró una importante riqueza a su linaje que aseguró la prosperidad de la familia.

Althorp House
Gtres

La casa se encuentra a apenas 100 kilómetros de Londres y en el terreno que abarca la finca, además de la espectacular mansión, se ubican otro tipo de propiedades que dependen de la gestión de los Spencer. Aunque originalmente la casa estaba fabricada en ladrillo rojo de estilo Tudor, con el paso de los años se hicieron realizando algunas reformas sobre todo en la fachada. Llama la atención que casi todas sus habitaciones reciben el nombre de un monarca o de un científico, artista o personalidad ilustrada de la época que mantuviera una estrecha relación con la familia Spencer. Se cuenta además que algunos fantasmas se pasean por los corredores de la mansión.

Diana vivió en Althorp desde el divorcio de sus padres hasta que contrajo matrimonio con el príncipe Carlos, y a su muerte fue enterrada allí. En uno de los jardines, en una isla dentro del lago Round Oval se construyó un templete para que la Princesa pudiera descansar. Una idea que surgió para proteger la tumba de Diana además de que el lugar, de enorme belleza, podía fácilmente  evocar la personalidad de la que fuera esposa de Carlos de Inglaterra.

Diana de Gales
Gtres

En la actualidad, las visitas a Althorp están suspendidas por la situación del coronavirus, pero se espera que en los próximos meses se puedan reanudar para todos aquellos que quieran conocer más de cerca este tesoro en el que pasó sus primeros años la Princesa o rendirle un pequeño homenaje.

Continúa leyendo