Vídeo de la semana

Doña Letizia, más Reina que nunca en Japón con ayuda de las joyas de la Corona

Para la cena de gala ofrecida por los nuevos Emperadores de Japón, la reina Letizia ha apostado por un vestido rosa de Carolina Herrera.

Doña Letizia
Gtres

Tras dejar a todo el mundo con la boca abierta gracias a su vestido de estampado floral de Matilde Cano, la reina Letizia ha vuelto a sorprender en Japón con su nuevo look, que esta vez corría a cargo de Carolina Herrera. Para acudir a la cena de gala ofrecida por los nuevos Emperadores de Japón, el emperador Naruhito y la emperatriz Masako, doña Letizia lo ha apostado todo al rosa con un look que no ha pasado desapercibido ni por su color ni por las joyas que lo han acompañado.

Doña Letizia, rey Felipe
Gtres

Un vestido de gala hecho a medida en color capote, decorado con bordados florales en blanco situados en el pecho y parte de la falda, manga francesa y falda con vuelo que recordaba un tanto al que su cuñada, la infanta Elena, lució en la boda de Victoria de Suecia. Si bien parecía el conjunto perfecto, lo cierto es que doña Letizia parecía tener dificultades para andar con soltura y tenía que mirar de manera constante a sus pies para evitar un tropezón.

Lo ha acompañado con un clutch de Carolina Herrera, el modelo Scala Insignia, en color frambuesa y a la venta por 390€, y varias de las piezas más importantes del joyero real.

Doña Letizia, rey Felipe
Gtres

Sin duda, la que más ha llamado la atención ha sido la tiara Flor de Lis, la más importante de la colección y una de sus favoritas, fruto de un regalo del bisabuelo de don Felipe, el rey Alfonso XIII, a su mujer, la reina Victoria Eugenia con motivo de su boda. La ha complementado con los pendientes de chatones, también pertenecientes a Victoria Eugenia; las pulseras gemelas de Cartier, que ha lucido en la misma muñeca y un broche con forma de flor de lis en la banda. Para cerrar el look, el que ya es su anillo favorito, el de Karen Hallam que no se quita desde hace varios meses.

Continúa leyendo