Dos joyas y un mensaje especial: los motivos detrás de los complementos que la reina Isabel ha elegido para su último discurso

La reina se ha dirigido a los británicos desde el Castillo de Windsor para dar esperanza en plena crisis del coronavirus

Isabel II
Gtres

El esperado mensaje de la reina Isabel II por fin ha llegado. Hace tan solo una semana que la monarca recurrió a las redes sociales para emitir un comunicado de agradecimiento hacia la labor de los sanitarios. Sin embargo, todos los británicos esperaban un mensaje de Isabel mirando a cámara, dirigiéndose a ellos en una de las circunstancias más complicadas que está viviendo el mundo entero.

 

 

Tal y como ha publicado la Familia Real en su cuenta de Twitter, este momento ya ha llegado. No obstante, nada en su comunicado ha sido casual: ni el escenario, ni el vestuario, ni el texto ni siquiera las joyas por las que se ha decantado la monarca. Su Majestad ha optado para este mensaje enviado desde el Castillo de Windsor por un vestido en color verde esperanza, un color neutro que llama a no perder la fe a pesar de la dureza de la situación y que, además, es una de las tonalidades que más se ve en los hospitales.

Isabel II
Gtres

En cuanto a las joyas, la reina ha escogido dos piezas que tienen mucho significado emocional para ella. Haciendo alusión a su abuela, la reina Mary -a la que quería y adoraba con todo su corazón-, Isabel II ha combinado el look con un impresionante broche de brillantes y turquesas. Esta pieza fue un regalo de bodas para su abuela y la reina la heredó en 1953, aunque no fue hasta 2014 cuando la utilizó en público. Sin duda, todo un homenaje a la reina Mary, la cual sobrevivió a dos guerras mundiales que supusieron un duro golpe para los británicos.

Isabel II
Gtres

Pero ese no ha sido el único detalle que no ha pasado desapercibido. La monarca ha lucido su anillo de compromiso, haciendo un guiño a su marido y a la emotiva historia que hay detrás de la joya. La princesa Alicia de Battenberg le dio a su hijo la tiara que usó en el día de su boda, con el objetivo de que fuera desarmada para crear en un gran anillo ‘apto para una reina’. Y es que, en estos momentos tan duro para todos, Alicia es el ejemplo de solidaridad vital para la reina Isabel.

Pese a que la Reina ha querido mandar un mensaje de esperanza y fuerza a los británicos, ha aprovechado también la ocasión para rendir un pequeño homenaje a dos de las personas más importantes para ella en estos momentos tan difíciles para el mundo entero.

Continúa leyendo