El caso Basmah: la última royal que quiso emular a Haya de Jordania

La princesa Basmah bint Saud intentó seguir la estela de Haya de Jordania, pero su historia no terminó igual de bien

Arabia Saudí ha vuelto a saltar a los titulares internacionales por una de sus  princesas. Hace unos meses el país árabe estuvo en el punto de mira debido a la huida de la princesa Haya de Jordania, que escapó a Reino Unido con sus dos hijas, desde donde solicitó una orden de alejamiento contra su marido, el jeque Mohamed bin Rashid Al Maktum, primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos, de quien está en trámites de divorcio. Ahora, la protagonista de los titulares es la también princesa Basmah bint Saud, quien estaba desaparecida desde hace un tiempo.

La hija pequeña del antiguo rey Saud se encontraba en paradero desconocido hasta hace apenas unos días, cuando la cadena alemana Deutsche Welle desvelaba que se encuentra desde hace un año en Riad, la capital de Arabia Saudi, en régimen de arresto domiciliario junto a su hija.

Haya de Jordania
Gtres

La última noticia que se tenía de ella es de hace casi un año, cuando se supo que había intentado viajar a Suiza con su hija. Si bien la princesa Haya consiguió viajar a Europa, el avión de la princesa Basmah, a pesar de contar con autorización para viajar a Ginebra para someterse a un tratamiento, no pudo despegar por no conseguir el permiso de vuelo.

Según el citado medio, su viaje despertó sospechas debido a que estaba programada una escala en Turquía, país ‘enemigo’ de Arabia Saudí. Tres meses después, ella y su hija fueron detenidas, situación en la que continúan a día de hoy. “Desapareció, no conseguía hablar con ella y nos temíamos lo peor”, ha asegurado su abogado a Deutsche Welle, quien al final pudo contactar con ella, “hablaba igual que un rehén”, cuenta.

Continúa leyendo