Vídeo de la semana

El deber ante todo: la Familia Real Británica planta cara al coronavirus sin dejar de trabajar

La reina Isabel II pasará la cuarentena en el castillo más grande del mundo

reina Isabel II
Gtres

Quedarse en casa ha sido una de las medidas adoptadas por España y otro gran número de países pare evitar el contagio de coronavirus. Una importante prevención a la que se ha sumado la reina Isabel II debido a su longevidad, a pesar de tener una salud de hierro. La reina ya se ha instalado tras los muros del histórico castillo de Windsor, a unos 40 kilómetros al oeste de Londres.

"Como precaución y por razones prácticas en las circunstancias actuales -el avance del coronavirus- se han realizado una serie de cambios en la agenda de la Reina", ha explicado el Palacio de Buckingham en un comunicado. "La reina irá al castillo de Windsor para Pascua, desde el jueves, 19 de marzo, una semana antes de lo esperado. Es probable que la reina se quede allí después de Pascua", ha proseguido el texto.

A pesar de que el pasado domingo la reina acudiera a misa en la Capilla de San Jorge, es ahora cuando se ha comunicado que su agenda se verá afectada por esta pandemia. “La misa del Jueves Santo en la Capilla de San Jorge el 9 de abril no continuará”, ha confirmado el documento después de que el gobierno de Boris Johnson anunciara medidas más estrictas el día anterior.

reina Isabel II
Gtres

Las audiencias programadas para esta semana en el Palacio de Buckingham se van a mantener hasta el jueves, pero se examinará la conveniencia de continuarlas más allá, según el comunicado de prensa. Del mismo modo, varios eventos públicos en los que la reina o los miembros de la Familia Real Británica iban a participar en los próximos meses, han sido "pospuestos o cancelados", incluidas las cinco "fiestas en el jardín”, que se celebrarán en el Palacio de Buckingham en mayo como ha confirmado el comunicado. “A los invitados que ya hayan sido convocados para estas Garden Parties se les pedirá que asistan en 2021”.

Estas prevenciones se han extendido también a otros miembros de la Familia Real británica como el príncipe Carlos y su mujer, Camilla Parker, a quien se les ha cancelado un viaje a Bosnia, Chipre y Jordania. Del mismo modo que se está estudiando si se mantiene o no una visita de Estado del emperador Naruhito de Japón y su esposa, prevista para la primavera en el Reino Unido, la primera desde el Brexit a fines de enero.

Continúa leyendo

#}