Vídeo de la semana

El detalle que te has perdido del último acto de Guillermo de Holanda

El monarca holandés ha hecho caso omiso a los escándalos y aún mantiene una imagen de los antiguos Reyes españoles en su salón

Guillermo de Holanda
Gtres

Ni los últimos escándalos han hecho que se rompa el lazo amistoso entre la Familia Real de Holanda y la de España. El pasado lunes el monarca holandés recibió en el palacio de Huis ten Bosch al nuevo Ministro de Sanidad, que acudió hasta allí para jurar su cargo como es costumbre. El acto tuvo lugar con naturalidad hasta que nos dimos cuenta de un detalle del salón del palacio. Y es que el soberano tenía en un pequeño cuadro una imagen de don Juan Carlos y doña Sofía.

Puede que sea un gesto de apoyo hacia los eméritos españoles, o puede que no. Este escenario es muy normal entre los Reyes europeos, ya que en las visitas de Estado los monarcas de los diferentes países suelen hacer este tipo de regalos en forma de instantáneas. Guillermo de Holanda ha decidido reunir todos estos regalos en una de las estanterías de su residencia, donde junto a los Reyes Eméritos aparecen otros como el príncipe Carlos y Camilla Parker, los antiguos emperadores Akihito y Michiko de Japón y la reina Margarita y el príncipe Henrik de Dinamarca. Cabe destacar que ninguno de los protagonistas de los cuadros es un monarca de su generación, sino que se trata de imágenes de soberanos que apenas coincidieron con Guillermo y Máxima durante su reinado. Los Reyes de Holanda han “dejado a un lado” a otros royals como Felipe VI y Letizia, con los que mantienen una muy buena relación.

El retrato de don Juan Carlos y doña Sofía elegido por los monarcas holandeses se trata de una imagen capturada por el fotógrafo Dany Virgili en 2010, en una de las escaleras del Palacio Real. El rey Juan Carlos escogió el uniforme de gala del ejército para la ocasión, mientras que la reina Sofía lució un majestuoso vestido morado combinado con joyas de la talla de la tiara y pulseras de Cartier. Una imagen que nos hace volver unos años atrás en el tiempo, ya que no volverá a repetirse dadas las circunstancias en las que se encuentra la Corona en estos momentos.

El actual monarca hizo un comunicado hace una semana en el que afirmó su decisión de renunciar a la herencia de su padre, Juan Carlos de Borbón “que personalmente le pudiera corresponder, así como a cualquier activo, inversión o estructura financiera cuyo origen, características o finalidad puedan no estar en consonancia con la legalidad o con los criterios de rectitud e integridad que rigen su actividad institucional y privada y que deben informar la actividad de la Corona”. El mensaje de Felipe VI salió a la luz después de que él mismo conociera que había sido designado como beneficiario de la Fundación Zagatka.

Continúa leyendo