Vídeo de la semana

El exchef de Kensignton revela que Lady Di casi incendia la cocina del palacio

Darren McGrady ha asegurado en tono cómico a 'The Morning Show' que "la princesa era la peor cocinera del mundo"

Lady Di
Gtres

Para muchos, cocinar es una afición o una actividad relajante. Sin embargo, para otros puede suponer un estrés. Y no por falta de pasión sino porque, simplemente, no se les da bien. Así le ocurría a la recordada Diana de Gales, quien en una ocasión casi incendia el Palacio de Kensington.

Darren McGrady, chef durante 15 años en la residencia real, ha contado en ‘The Morning Show’ que el suceso ocurrió la noche de un fin de semana que Lady Di invitó a cenar a una amiga. Entonces, la madre de los príncipes Guillermo y Harry decidió elaborar un plato ‘sencillo’ que no le llevaría mucho tiempo cocinar y así tendría tiempo de conversar con su invitada. Se trataba de una simple, pero deliciosa pasta con salsa de tomate. Cuando la pasta hirvió, la princesa apagó la estufa y ambas comenzaron a comer. Sin embargo, el disfrute les duró poco. Un rato después, quien fuera la esposa de Carlos de Inglaterra regresó a la cocina y notó un intenso olor a gas que la empujó a llamar a los bomberos. "¡La princesa fue la peor cocinera del mundo!", ha comentado entre risas el cocinero.

Lady Di
Gtres

"Ese lunes por la mañana me dijo: 'Darren, no vas a creer lo que sucedió, casi quemo la cocina, pero lo mejor de todo es que había 12 bomberos fornidos para mi sola", ha explicado en tono cómico el chef que, en su carrera ha tenido el privilegio de cocinar para numerosos miembros de la Familia Real británica. Desde la reina Isabel II y el duque de Edimburgo, pasando por Lady Di y hasta los príncipes Guillermo y Harry.

En conversaciones con ‘The Morning Show’, el chef también ha recordado los purés y cremas que preparaba Diana de Gales para sus hijos, cuando todavía eran unos niños. Por otro lado, ha contado que fue muy difícil ponerse de acuerdo con la niñera para asegurarse de que los hijos de Lady Di comieran suficientes verduras, ya que les gustaban mucho las hamburguesas, los perritos calientes, el pollo frito y los pasteles y tartas caseros.

Continúa leyendo