Vídeo de la semana

El día que Sylvester Stallone y Richard Gere casi llegan a las manos por Lady Di

Elton John ha revelado uno de los episodios más insólitos de la vida de la princesa de Gales

Diana de Gales
Gtres

No es ningún secreto que entre Diana de Gales Elton John existía una amistad muy especial. De hecho, el músico fue el encargado de componer una de las canciones más entrañables que se recuerdan, Candle in the wind, que sonó en el funeral de la Princesa. Pero antes del trágico suceso, en uno de los momentos más delicados de la vida de la esposa de Carlos de Inglaterra, el compositor fue testigo de una de las anécdotas más peculiares de sus últimos años.

 

Richard Gere
Gtres

Así lo ha confesado en la primera entrega de sus memorias, que ha publicado el Daily Mail. En ellas ha hablado de una fiesta en la que la Princesa coincidió con Richard Gere y Sylvester Stallone y que no terminó de la manera esperada para las dos estrellas de Hollywood. Sucedió en torno al año 1994, una etapa en la que Elton John se encontraba trabajando la música de El Rey León. El músico decidió organizar una cena para el expresidente de Walt Disney Studios Jeffrey Katzenberg, quien quería conocer a Lady Di. A la cita no faltó la Princesa, pero también asistieron George Michael, Richard Curtis, Silvester Stallone y Richard Gere.



Elton John ha asegurado que Diana tenía algo mágico, que impactaba a los hombres y así ocurrió tanto con Gere como con Stallone. Durante la velada, parece que entre la Princesa y el protagonista de Pretty Woman la química fue instantánea y mantuvieron una intensa conversación frente a la chimenea, algo que pareció no gustar demasiado a 'Rambo'. De hecho, en el momento de la cena se notó la ausencia de Gere y Stallone, que, según relata Elton John, se habían quedado apartados e intentaban resolver sus diferencias sobre Diana 'a puñetazos'. Finalmente, los ánimos entre ambas estrellas lograron apaciguarse y la cuestión no trascendió al resto de invitados, aunque el actor de Rocky no pudo evitar marcharse molesto porque Diana hubiera preferido a su rival.

 

Continúa leyendo