Vídeo de la semana

El entrañable (y prohibido) vínculo entre Diana de Gales y Pakistán

El príncipe Guillermo y Kate Middleton han realizado un Viaje de Estado al país que ha traído a la memoria una de las grandes historias de amor de la Princesa

Los duques de Cambridge
Gtres

Ni Carlos de Inglaterra ni Dodi Al Fayed, ni siquiera James Hewitt, el exoficial con quien durante un tiempo se relacionó a Diana de Gales e incluso se llegó a especular con que era el auténtico padre del príncipe Harry por un presunto parecido entre ellos. Ninguno de esos nombres fue el verdadero amor de la malograda princesa.

El único  hombre que llegó al corazón de Lady Di en los últimos años de su vida se llamaba Hasnat Khan y era de origen pakistaní. Una realidad que, aunque a la madre de William y Harry no le importaba, fue, sumado a la fuerte presión mediática, un gran impedimento para que su historia tuviera un final feliz.

Han pasado más de veinte años desde que la primera esposa del príncipe Carlos perdiera la vida en un trágico accidente en París a finales del verano de 1997, pero el reciente viaje de su hijo mayor a Pakistán ha traído a la memoria el  recuerdo de aquella historia de amor que se quedó en un ¿y si?.

Diana de Gales
Gtres

Diana y Hasnat se conocieron en 1995 y estuvieron juntos hasta unos meses antes de que la Princesa comenzara su idilio veraniego con el hijo de Mohammed Al Fayed. La pareja se conoció gracias a una íntima amiga de Diana, Jemima Goldsmith, que estaba casada con el Primer Ministro pakistaní, Imran Khan, primo de Hasnat. Debido a esta conexión con Jemima, Diana viajó varias veces a  Pakistán y se interesó por las costumbres del país y por cómo sería vivir allí.

Aunque los medios tardaron en hacerse eco del romance, lo cierto es que Lady Di estaba muy enamorada de Hasnat y se planteaba seriamente dejarlo todo atrás para iniciar una nueva vida en Pakistán. Llegó a conocer a la familia del médico, que, según parece, nunca se opuso a su relación, sino más bien lo contrario, según aseguró el propio cardiólogo. Sin embargo, la gran amiga de Diana, Jemima declaró en una entrevista a la revista Vanity Fair que la Princesa no era tan del agrado de la familia lo que, sumado a que el médico se encontraba desbordado por el acoso mediático, le llevó a cortar su relación en la primavera de 1997. La ruptura fue un duro golpe para Diana, que encontró consuelo en los brazos de Dodi Al Fayed, con quien pasó el último verano antes de su trágica muerte en el mes de agosto.

Diana de Gales
Gtres

Sin embargo, la reunión de su hijo y la que hubiera sido su nuera con el primo Hasnat supone un reencuentro con el pasado de Diana. Poco antes de la muerte de Diana, Imran Khan se ofreció mediar entre la pareja para ayudar a su reconciliación, ya que la Princesa no entendía por qué el médico se mostraba tan reacio a una boda si estaban tan bien juntos, sobre todo porque él mismo estaba casado con alguien de otra cultura. El tiempo no fue suficiente, la Ciudad de la Luz , se llevó la vida de la Princesa y la respuesta del médico se quedó para sí mismo.

Continúa leyendo