Vídeo de la semana

El increíble secreto detrás de una de las prendas más especiales de la realeza británica

Angela Kelly, modista de la reina Isabel, ha sido la encargada de descubrir una de las claves de la familia Windsor

Familia Real de Inglaterra
Gtres

Es una de las piezas más icónicas de la Familia Real Británica y ahora, gracias a Angela Kelly, conocemos uno de sus grandes secretos. La que durante más de veinticinco años ha compartido confidencias con la monarca ha revelado otra de las grandes claves de una de las prendas más especiales que guarda el clan Windsor, el faldón que se utiliza en los bautizos de los miembros de la Familia Real. Una pieza que es una réplica del faldón que la reina Victoria encargó en 1841 para su hijo mayor y que se ha convertido en un icono de la Monarquía Británica.

La última vez que se utilizó el faldón original fue en 2004 en el bautizo de Lady Louise Windsor y fue entonces cuando la Reina encargó a Angela Kelly una de las tareas más complicadas que recuerda la asistente. Kelly viajó hasta Italia , donde encontró el mejor encaje del momento y una vez de vuelta e  Londres colaboró con Barbara Buckfield para elaborar una nueva pieza. Una empresa harto compleja en la que una de las bebidas más emblemáticas del Reino Unido ocupó un lugar preferencial.

Carlos y Diana de Gales
Gtres

A pesar de que se tardaron casi nueve meses en confeccionar la réplica, era difícil darle a un faldón nuevo el aspecto antiguo que se buscaba, de manera que a Kelly se le ocurrió una genial idea: utilizar té negro, de la marca Yorkshire para teñir la prenda. Este tipo de  es el más fuerte y gracias a él se logró dar el acabado perfecto a la pieza.

Sin embargo, el proceso no fue sencillo y a cada parte de la prenda que se confeccionaba, era necesario solicitar el visto bueno de la Reina, que estuvo muy implicada en todo momento y quedó muy satisfecha con el resultado.

Kate Middleton
Gtres

Cuatro años después de que Lady Louise llevara el anterior faldón, su hermano Jacobo fue el primero en  estrenar la nueva prenda en 2008. Desde entonces, han sido muchos los royals en lucir la espectacular pieza, que se ha convertido en emblema de los Windsor, el último, Archie Harrison.

Continúa leyendo

#}