El inesperado guiño de Letizia a una tradición de Mallorca en su primera salida en la isla

Los Reyes y sus hijas se han trasladado hasta Petra, en su primera actividad oficial durante sus vacaciones en la isla

Reyes
Gtres

Después de casi tres días sin salir del Palacio de Marivent, donde llegaban a última hora del pasado viernes, ayer a las 19:00 por fin los Reyes y sus hijas se dejaban ver en público en la isla en su primer acto de agenda de estas atípicas vacaciones. Don Felipe y doña Letizia, acompañados por la princesa de Asturias y la infanta Sofía se trasladaban hasta la localidad de Petra para visitar la Casa Natal y el Museo del misionero Fray Junípero Serra, un gesto con el que querían defender en cierta medida la figura de este religioso, cuyas efigies han sido en varias zonas del mundo vandalizadas en las últimas semanas en el marco del movimiento “Black Lives Matter”.
 
Una salida en la que la infanta Sofía se convirtió en la absoluta protagonista por su accidentado estreno en Mallorca. La hija menor de los Reyes apareció en Petra con la rodilla vendada y una muleta, ya que había sufrido un pequeño percance el día anterior. Fuentes de Zarzuela confirmaron que Sofía se había lesionado y le habían tenido que dar cinco puntos, pero que no había querido perderse la visita. Por este motivo, su hermana, la princesa Leonor estuvo durante toda la tarde muy pendiente de ella, ayudándola en todo momento.

Letizia
Gtres

Los vecinos de Petra esperaban con gran ilusión esta visita de los Reyes, la primera de los miembros de la Familia Real y , como suele ser habitual en estos casos, les obsequiaron con varios regalos. Doña Letizia quiso hacer un pequeño homenaje a la isla y lo hizo a través de la elección de su vestuario. La Reina estrenó un favorecedor vestido rojo de escote en uve, largo midi, falda de vuelo y anudado a la cintura de Adolfo Domínguez en uno de sus colores fetiche, el rojo. Lo ha combinado con unas alpargatas marrones de Uterqüe, pero lo más llamativo del estilismo ha sido el bolso.

Letizia
Gtres

Doña Letizia ha apostado por un original bolso de estilo shopping en blanco y rojo, en estampado de “tela de lenguas”. Un estampado textil típico de Mallorca que se fabrica de forma artesanal y que es una herencia oriental de la técnica milenaria del Ikat. No es la primera vez que la Reina apuesta por complementos en este estampado. El pasado año también lució una bolsa de este estilo en tonos azules durante una visita al mercado de Pollença y otra al Museo Marroig de Deia. En el caso de aquella, se trataba  de una bolsa con fines solidarios, ya que los beneficios de su venta se destinaban a la investigación y mejora de la calidad de vida de personas afectadas por fibrosis quística. Lo que no sabemos es si este bolso pertenece a la misma colección.
 

Continúa leyendo