El príncipe Guillermo ‘se escapa’ al rugby sin Kate y desvela un detalle de sus últimas vacaciones familiares

El duque de Cambridge ha asistido a un partido entre Gales y Francia en el Palladium Stadium

Príncipe Guillermo
Gtres

Después de un inicio de año cargado de trabajo -sobre todo para Kate Middleton-, los duques de Cambridge han podido disfrutar de un pequeño descanso coincidiendo con las vacaciones del “half term” de sus hijos. Si en otras ocasiones el príncipe Guillermo y Kate Middleton optaban por escaparse a zonas de nieve, en los últimos tiempos parece que el matrimonio prefiere la tranquilidad de la zona de Norfolk, donde la familia posee una casa, Amner Hall, regalo de la reina Isabel.

Sin embargo, como suele ocurrir en numerosas ocasiones, a veces la agenda puede interrumpir las vacaciones y así le ha ocurrido al duque de Cambridge, que ha tenido que asistir a un partido de rugby del torneo Seis Naciones entre Gales y Francia y que se ha celebrado en el Palladium Stadium. El hijo de Carlos de Inglaterra ha acudido a este encuentro como patrón de la Welsh Rugby Union, pero además es un gran aficionado de este deporte, entre otros. A pesar de que los galeses no ganaron el partido, el nieto de la reina Isabel dedicó un tiempo a conversar con los jugadores.

Príncipe Guillermo
Gtres

En esta cita, Guillermo ha coincidido con una maestra de escuela primaria, Rhian Roberts, a la que ha revelado algunos de los detalles de sus peculiares vacaciones. Según ha contado la profesora, los Cambridge han aprovechado estos días de descanso para visitar una granja escuela, donde sus hijos han podido disfrutar de una experiencia que difícilmente olvidarán. Y es que los pequeños han ayudado en el parto de unas ovejas. Según parece, ha sido George quien más ha disfrutado del momento, mientras que la princesa Charlotte no estaba tan convencida al principio. Por su parte, a Louis le han entusiasmado los tractores que había en la granja y también ha ayudado a dar de comer a algunos animales. Un bonito gesto que comparte con su madre, a quien vimos no hace mucho dando un biberón a una oveja en su visita a una granja dentro de su labor de dar a conocer su proyecto “5 big questions under 5”.

No es de extrañar que los Cambridge hayan querido fortalecer los lazos de sus hijos con los animales y con la labor que se lleva a cabo en las granjas. De hecho, el propio Carlos de Inglaterra es un acérrimo defensor de la agricultura y la ganadería y es muy habitual verle en el campo cuidando de sus cultivos.

Continúa leyendo