El príncipe Harry, camino a los tribunales, de la mano de un famoso amigo de su madre

El hijo del Rey Carlos se ha visto envuelto en una nueva polémica con los tabloides británicos.

El príncipe Harry, de nuevo en el ojo del huracán. El hijo menor del rey Carlos III lleva varias semanas ya en Estados Unidos junto a sus hijos, Archie y Lilibet y Meghan Markle, después de pasar parte del mes de septiembre en Reino Unido con motivo del fallecimiento de su abuela, la reina Isabel II. La monarca moría a los 96 años en el Castillo de Balmoral, Escocia, lugar hasta el que se desplazó a toda prisa el Príncipe, aunque cuando llegó la monarca ya había dejado este mundo.

Príncipe Harry
Gtres

Ha salido a la luz que el duque de Sussex se encuentra inmerso en un entramado judicial contra algunos de los tabloides británicos más conocidos. Entre ellos, se encuentran Associated Newspapers, la editorial de The Daily Mail, The Mail on Sunday y MailOnline, según un comunicado de prensa emitido por Hamlins LLP el jueves. No es el único rostro visible que ha tomado esta determinación, pues junto al príncipe Harry en la “ofensiva legal” también están Elton John y su marido David Furnish, Elizabeth Hurley, la actriz Sadie Frost y la baronesa Doreen Lawrence, madre del fallecido Stephen Lawrence.

Precisamente, con el intérprete de Candle in the Wind, canción que precisamente cantó en el funeral de la princesa Diana, que tuvo lugar en 1997, ha unido fuerzas en esta demanda que ya ha visto la luz. Las seis personas afirman en un comunicado que "han tenido conocimiento de pruebas convincentes y muy angustiosas de que han sido víctimas de una actividad criminal abominable y de graves violaciones de la privacidad por parte de Associated Newspapers". El Príncipe Harry y Frost están siendo representados por Hamlins LLP, mientras que los otros participantes están representados por gunnercooke.

Príncipe Harry y Elton John
Gtres

Según la misiva, el mencionado grupo de personas ha presentado una demanda en la que alega que estas prácticas ilegales incluyen la colocación de dispositivos de escucha en sus coches y domicilios por parte de investigadores privados, la grabación subrepticia de llamadas telefónicas privadas, el pago a policías "con vínculos corruptos con investigadores privados" por información sensible, la suplantación de identidad para obtener información médica de hospitales y centros asistenciales y la manipulación ilícita para acceder a cuentas bancarias, historiales de crédito y otras transacciones financieras.

El príncipe Harry y Meghan Markle
Gtres

“Es evidente para estas personas que los presuntos delitos enumerados anteriormente representan la punta del iceberg, y que muchas otras personas inocentes siguen siendo víctimas sin saberlo de actos encubiertos similares, terribles y reprobables", dice el comunicado. "Por lo tanto, ahora se han unido para descubrir la verdad y hacer que los periodistas responsables rindan cuentas plenamente, muchos de los cuales siguen ocupando altos cargos de autoridad y poder en la actualidad", añade. Por otro lado, Variety, apunta de que Gunnercooke presentó el jueves en el Tribunal Superior de Londres tres demandas contra Associated Newspapers, alegando "uso indebido de información privada". Según el mencionado medio, las demandas presentadas por el Príncipe Harry y Frost, la ex esposa de Jude Law, aún no han aparecido en los registros legales.

Este verano pasado, el hijo de la princesa Diana, ganó la primera etapa de una demanda separada contra Associated Newspapers. En julio, un juez del Tribunal Superior de Londres allanó el camino para que el Príncipe llevara su demanda por difamación a juicio cuando dictaminó que un artículo del Mail on Sunday sobre la batalla legal del Duque con el gobierno británico sobre su protección policial en el país era difamatorio. El marido de Meghan Markle demando así al grupo editorial por difamación por un artículo en el que se afirmaba que había intentado mantener en secreto los detalles de su lucha legal para restablecer su protección policial en el Reino Unido, y que sus ayudantes habían intentado luego darle un giro positivo a esta polémica historia.

 

"Cómo Harry trató de mantener en secreto su lucha legal sobre los guardaespaldas. Luego, minutos después de que MoS publicara la historia, su máquina de relaciones públicas trató de dar un giro positivo a la disputa”, se podía leer en el artículo en papel. Mientras el marido de Meghan Markle se encuentra en esta disputa legal, comienza la cuenta atrás para que se publique su biografía, memorias que habría pedido modificar tras su visita a Reino Unido por la muerte de la reina Isabel II.

 

 

 

 

 

Sheila González

Sheila González

Continúa leyendo