Vídeo de la semana

El príncipe Harry, en Londres, sin Meghan y en cuarentena

El hijo menor de Carlos de Inglaterra ha viajado a Inglaterra para asistir al funeral de su abuelo. Lo ha hecho solo y tendrá que cumplir con el protocolo anticovid.

El prìncipe Harry ya está en Londres
Gtresonline

Faltaba él, pero los Windsor ya están todos reunidos para apoyar a la reina Isabel II es un momento especialmente triste para ella. El príncipe Harry ha viajado de vuelta a Inglaterra tras el fallecimiento de su abuelo, el duque de Edimburgo. Tal y como se esperaba, lo ha hecho solo, sin la compañía de su esposa, que se encuentra en avanzado estado de gestación y no resultaba aconsejable que se desplazara. Meghan Markle se ha quedado en California, con el hijo de la pareja, Archie, pero expresó sus condolencias a la familia real con un bonito mensaje, a dúo con su marido, en la página web de su empresa, Archwell. "En memoria de su alteza real, el duque de Edimburgo (1921-2021), gracias por los servicios prestados. Te extrañaremos mucho", escribieron.

La presencia del príncipe Harry en Londres era muy esperada. Todos los ojos están puestos en el reencuentro del joven con su padre, Carlos de Inglaterra, y con su hermano, Guillermo, después del malestar que produjo las palabras que les dedicó en la entrevista con Oprah Winfrey. Pero no es tiempo de reproches ni rencores, ahora lo que toca es estar unidos en la tristeza y mostrarle todo el apoyo a la Reina, que ha perdido a su compañero de vida.

 

El príncipe Carlos y sus hijos
Todos los ojos estarán puestos en el reencuentro de Harry con su padre y su hermano / Gtresonline.

El funeral de Felipe Mounbatten tendrá lugar el próximo sábado 17 de abril en la capilla San Jorge del Castillo de Windsor y será el príncipe de Gales con sus dos hijos los que presidirán el cortejo fúnebre. Pero antes de que llegue el momento, el duque de Sussex tendrá que cumplir con el protocolo anticovid. En principio, las autoridades británicas establecen un periodo de cuarentena de entre 5 y 10 días para los viajeros que lleguen del extranjero, sean royals o no. Imaginamos que Harry ha volado con su preceptiva prueba PCR. Parece que pasará este periodo de aislamiento obligado en Nottingham Cottage, su residencia de soltero en los aledaños del londinense palacio de Kensington.

La asistencia del príncipe Harry al último adiós del duque de Edimburgo no tendría por qué entrañar ningún problema, ya que según establece la norma Test to Release se puede romper el aislamiento “por motivos de compasión”, entre los que se encontraría un entierro. En cuanto al atuendo que lucirá para el entierro no se espera que vista de militar, tras haber sido despojado de su papel de Capitán General de la Royal Marines con motivo de su alejamiento de la casa real británica. Detalles aparte, la muerte del marido de la Reina, a quien el hijo pequeño de Lady Di adoraba, supondrá un punto importante de acercamiento entre los Windsor. Si se cumplen todos las exigencias de la pandemia, lo normal sería que Harry no pudiera ver a su abuela hasta el entierro, aunque no hay duda de que habrá hablado con ella por teléfono y se mantendrán en contacto constante.

Será una ceremonia privada e íntima, a la que solo asistirán 30 personas y hasta que llegue la fecha se ha decretado luto oficial en Inglaterra. Los mensajes de condolencia han llegado de todas partes del mundo y el príncipe Carlos ha tenido unas preciosas palabras para el duque de Edimburgo: "Como pueden imaginar, mi familia y yo echamos enormemente de menos a mi padre. Era una figura muy amada y apreciada que, puedo imaginar, se habría sentido profundamente conmovido por la cantidad de personas, aquí, en todo el mundo y en la Commonwealth, que comparten nuestra pérdida y nuestra tristeza. Creo que, por encima de todo, él habría estado asombrado por las reacciones y las cosas tan emocionantes que se han dicho sobre él. Desde ese punto de vista, mi familia y yo estamos profundamente agradecidos".

Continúa leyendo