El `reencuentro´ de Guillermo y Harry con motivo del aniversario de Lady Di

El recuerdo a la princesa Diana de Gales vuelve a unir de nuevo a sus dos hijos a pesar de sus sonadas diferencias en los últimos meses.

Hace ya varios meses que la mala relación entre los príncipes Guillermo y Harry ha dejado de ser un secreto a ojos de la opinión pública. En poco menos de dos años, ambos han pasado de tener una relación cordial entre hermanos a ni siquiera dirigirse la palabra en público. Un hecho que quedó en evidencia tras las últimas celebraciones de Trooping The Colour con motivo del Jubileo de Platino de su abuela Isabel II. No existe una sola imagen de los príncipes juntos durante los cuatro días de intensos festejos que tuvieron lugar en Reino Unido en junio. Y es que, ni siquiera llegaron a cruzar sus miradas al coincidir en el interior de la Catedral de San Pablo durante la celebración de la misa de Acción de Gracias, a pesar de que tan solo una hilera de bancos separaba a los hijos del príncipe Carlos y Diana de Gales.

Guillermo de Cambridge y Enrique de Sussex
Gtres

Sin embargo, y a pesar de sus fuertes discrepancias de los últimos meses, los príncipes Guillermo y Harry siguen compartiendo un importante motivo que les obliga en cierta manera a seguir estando unidos. El 1 de julio es desde hace años, uno de los días marcados en rojo en el calendario de los británicos, al tratarse del día en la que la princesa Diana de Gales cumplía años. El pasado año Guillermo y Harry tomaron la decisión de aparcar sus diferencias en esta fecha tan importante para ellos, y se desplazaron juntos hasta los jardines del Palacio de Kensington, en Londres, para inaugurar allí una estatua en conmemoración a su madre con motivo del que sería su 60 cumpleaños. Por aquel entonces la relación entre ambos estaba lejos de ser lo idílica que su madre hubiera deseado, pero Guillermo y Harry no quisieron perderse la celebración de este acto en memoria de su madre y optaron entonces por tratar de aparentar la máxima normalidad posible.

Guillermo de Cambridge y Enrique de Sussex
Gtres

Desde hace algo más de dos años los príncipes Guillermo y Harry viven separados por miles de kilómetros de distancia, y dado que su relación personal no atraviesa por sus mejores momentos, han sido muy pocas las ocasiones en las que han coincidido desde que los duques de Sussex comenzaran una nueva vida en Estados Unidos. Sin embargo, cuando se trata de un tema relacionado con su madre, los hijos de Lady Di siguen manteniendo las mismas convicciones. El pasado viernes la princesa Diana de Gales hubiera cumplido 61 años, una fecha en la que cada año se celebra algún tipo de acto conmemorativo en Reino Unido con el objetivo de seguir recordando y ensalzando la figura de una de las royals más queridas de la historia. Este año, la organización benéfica que lleva el nombre de la difunta princesa, dirigida por Tessy Ojo, organizó el pasado viernes una ceremonia virtual en la que tanto Guillermo como Harry han querido participar, sin reencontrarse, pero transmitiendo el mismo mensaje de fondo.

Guillermo de Cambridge y Enrique de Sussex
Gtres

El príncipe Harry fue el encargado de actuar como anfitrión de este nuevo acto en memoria de su madre, a través de un vídeo en el que reflexionaba acerca de la crianza de sus hijos, afirmando que ahora más que nunca sigue muy de cerca los consejos que en su día le dio su madre. “Mi madre me inculcó su impulso para hablar y luchar por un mundo mejor. Y ahora, como esposo y padre, su voz es aún más necesaria en mi vida”. Un discurso que comenzó haciendo hincapié en la idea de que “este es un año especial” por lo que quiso recalcar que espera “que nos tomemos más tiempo, no solo para recordar cómo vivió, sino para reflexionar sobre la vida que continúa llevando a través de tantos, incluidos los jóvenes que están con nosotros hoy”.

Enrique de Sussex
Gtres

Y es que la figura de la princesa Diana de Gales sigue inspirando cada día a miles de jóvenes alrededor del mundo. “Espero que nos tomemos más tiempo, no solo para recordar cómo vivió, sino para reflexionar sobre la vida que continúa llevando a través de tantos, incluidos los jóvenes que están con nosotros hoy”. El duque de Sussex también quiso aprovechar para agradecer a la organización la gran labor que continúan haciendo en memoria de su madre: “Todos ustedes han contribuido a mantener viva su voz mostrándole al mundo cómo cada pequeña acción cuenta, cómo aún se valora la amabilidad y cómo nuestro mundo puede ser mejor si elegimos que así sea" concluía Harry.

Guillermo de Cambridge
Gtres

Por su parte, el príncipe Guillermo también quiso participar de alguna forma en este nuevo acto en memoria de su madre, aunque de distinta manera a la que lo hizo su hermano pequeño. El duque de Cambridge optó por enviar una carta que fue leída por un tercero durante la celebración del acto, y que el propio Guillermo se encargó de compartir también a través de sus redes sociales. En ella, el heredero británico mostró su orgullo y agradecimiento a la Fundación Princesa Diana, destacando que los jóvenes premiados “son parte de una generación inspiradora de jóvenes que están cambiando el mundo a través de sus acciones” y confesando su admiración hacia ellos. También quiso recalcar lo orgullosa que se sentiría su madre de todos ellos: “Realmente son la personificación del legado de mi madre, sé que estaría muy orgullosa de todos vosotros. Creo que no hay mejor manera de celebrar su vida y trabajo que reconociendo a las personas increíbles que dedican tanto tiempo y esfuerzo a ayudar a los que les rodean". 

El Premio Diana de Gales fue creado en el año 1999 para conmemorar el cumpleaños de la princesa Diana premiando cada año a jóvenes de entre 9 y 25 años por su acción social y trabajo humanitario. Esta organización se encarga de desarrollar programas de tutela de menores y lucha contra el bulling; y este año ha premiado a más de 180 iniciativas desarrolladas por estos jóvenes en un total de 29 países diferentes.

Nacho Bellón

Nacho Bellón

Soy de los que piensa que hay pocas cosas más poderosas que una buena historia, y yo solo trato de escribir la mía.

Continúa leyendo