El rey de Tailandia, en jaque por sus continuos escándalos

Aumentan las protestas en Bangkok por el papel del monarca y sus continuos devaneos

La monarquía de Tailandia para por sus horas más bajas. Desde hace varios días se suceden las protestas por la actitud del monarca, algo hasta ahora insólito en una institución que en el pasado nunca había estado cuestionada. El pasado fin de semana, más de diez mil personas se agrupaban en las inmediaciones del Monumento de la Victoria de Bangkok pese al estado de emergencia, protestando por la situación que vive el país y reclamando reformas que limiten el poder de un rey que pasa largas temporadas en Alemania.

Cuatro años después de convertirse en el nuevo rey, tras suceder a su padre, Rama X, no ha conseguido el apoyo de su pueblo. Algo completamente opuesto a lo que logró el anterior monarca. Su figura está muy dañada por la cantidad de tiempo que pasa en Alemania y los escándalos de su vida personal no cesan.

Al margen de esta cuestión, en el plano personal el monarca muestra una actitud errática. El Rey volvió a Tailandiadespués de pasar la cuarentena en Baviera, en uno de los hoteles mas lujosos de la zona. Junto a él estuvieron tanto su esposa, como una de sus concubinas, a quien acababa de sacar de prisión. Un hecho bastante ‘humillante’ para la Reina, que tiene que asumir su complicado papel en la corte. Fue el periodista Andrew McGregor quien compartió las imágenes de ambas mujeres con el Rey, lo que ha provocado desconcierto a varios niveles, por la posición en la que quedó la Reina.

A diferencia de su padre, que estuvo casado con la reina madre Sirikit hasta su muerte, el actual rey ya se ha casado hasta cuatro veces, la última con una antigua azafata de vuelo que había formado parte de su guardia personal.

Aunque la monarquía en Tailandia parecía algo intocable, lo cierto es que las recientes protestas ponen en jaque la figura del monarca y hacen que el respeto casi divino que se le tenía en el pasado quede en un segundo plano. Habrá que esperar a ver si en los próximos meses la situación se tranquiliza pero todos esperan un cambio de actitud por parte de un rey que pasa más tiempo fuera que dentro de su país y que está muy alejado de la circunstancias de sus súbditos.

Continúa leyendo