Vídeo de la semana

El testimonio que pone a Meghan Markle contra las cuerdas

Una periodista revela cómo Meghan Markle habló con ella para lograr tener repercusión mediática, justo unos días después de quejarse amargamente de los medios ingleses.

Meghan Markle
Gtres

Katie Hind es una conocida periodista inglesa y su testimonio ha puesto contra las cuerdas a Meghan Markle. Después de la fuerte polémica que ha suscitado el documental de los duques de Sussex en Sudáfrica, en el que se quejan del trato mediático y del exceso de exposición, Hind ha querido recordar una cita que tuvo con la exactriz cuando todavía no era famosa y buscaba precisamente eso, repercusión. Sobre todo porque la escritora tenía una columna semanal de espectáculos en uno de los periódicos más conocidos de Reino Unido.

"En noviembre de 2013 conocí a Markle en el Sanctum Soho, un hotel de 5 estrellas muy popular entre las celebridades. Me recibió a las 8 de la noche una mujer con cabello largo y ondulado, envuelta en un elegante tapado negro, jeans oscuros y unas botas con taco aguja. Se presentó como Meghan…”, empieza relatando. Ella no sabía a quien tenía delante ni había oído hablar de su serie, ‘ Suits’.

Hind define así a la esposa de Harry de Inglaterra: "Era amable, hablaba suavemente y se notaba que tenía ganas de conversar. Se notaba que sabía cómo hacer contactos, y cómo relacionarse con ellos. Su representante llegó a prácticamente rogarme que compartiera una copa con la actriz, evidentemente deseosa de hacerse un nombre en el Reino Unido". Quería colar su nombre entre los más importantes de la interpretación británica.

Meghan parecía “una mujer normal, educada y atenta. Hablamos sobre su infancia en Los Ángeles, y me contó que se había divorciado recientemente del productor de películas de Hollywood Trevor Engelson (...) Su estado de ánimo mejoró cuando llegó el segundo trago. Después de darnos cuenta de que teníamos la misma edad, comenzamos a conversar sobre lo difícil que era encontrar un novio", explica Katie Hind.

Meghan Markle
Gtres

Lo que de verdad le ha chocado es esa doble moral para ahora quejarse de la fama que siempre anheló: "No es fácil conciliar la imagen de la Meghan que conversaba cómoda y relajada con una periodista sensacionalista en un bar de Londres, con la imagen de la Duquesa que el fin de semana pasado habló de su ignorancia al respecto del funcionamiento de la prensa británica. ¿Es que, como duquesa de Sussex, ya no necesita el espacio en la columna de chismes que alguna vez ansió?". El debate está servido y Meghan en el disparadero.

Continúa leyendo