El último paso de Harry y Meghan marca un decisivo cambio

Después de numerosas polémicas y desencuentros, los duques de Sussex ya tienen activa la página web de su nueva fundación

Casi ocho meses después de que confirmaran su salida como miembros de primera línea de la Familia Real Británica, el príncipe Harry y Meghan Markle por fin le han dado forma a uno de sus proyectos más especiales. A pesar de que en el momento en el que dijeron adiós al clan Windsor todo eran incógnitas sobre cómo pretendían logran su tan ansiada independencia, la pareja ha conseguido ir dando pasos para desvincularse de “La Firma”. Era Meghan la primera en volver al mercado laboral de la mano del proyecto “Elephant” con Disney, pero ambos firmaban hace no mucho un ambicioso acuerdo con Netflix que daba lugar a la constitución de una productora.
 
Sin embargo, separarse de la Familia Real, al margen de matices personales, ha supuesto también que el matrimonio ya no puede hacer uso de la marca “SussexRoyal”, ya que la legislación británica establece que no se pueden lucrar de esta posición, máxime cuando ya no son miembros de facto de la Institución. Ante esta situación, y dado que uno de los grandes objetivos de la pareja es fomentar las iniciativas de carácter solidario, Harry y Meghan han constituido una nueva organización para promover causas como el feminismo, la salud mental y la defensa del medio ambiente. Una ONG que, como no puede llevar el nombre de “SussexRoyal”, ha recibido la denominación de Archwell, pero no solo por la similitud con el nombre propio del hijo de la pareja, Archie Harrison, sino por una cuestión más filosófica.

Archie
Gtres

La pareja aseguraba que antes de que se plantearan una fundación como “SussexRoyal”, siempre les rondó la posibilidad de otro nombre, que es el que finalmente han escogido. “Archwell” se asocia con el término griego “arche”, que significa origen, principio o fuente de acción. De ahí que les sirviera de inspiración para la fundación y para su hijo: "antes de SussexRoyal surgió la idea de 'arche', palabra griega que significa 'fuente de acción’. Hace años ya conectamos con este concepto para la organización benéfica que esperábamos construir algún día. Una palabra que también se convirtió en la inspiración para el nombre de nuestro hijo. Hacer algo significativo, hacer algo que importa. Archwell es un nombre que combina una palabra antigua para fuerza y acción, y otra que evoca los recursos profundos a los que debemos recurrir. Esperamos lanzar Archwell cuando sea el momento adecuado”, aseguraba la pareja hace algunos meses.
 
Ahora por fin el momento ha llegado y la web de Archewell.com ya está activa. Eso sí, aún no da muchos datos sobre cuáles son las iniciativas con las que tienen pensado colaborar. Aunque no será hasta 2021 cuando comiencen a trabajar en serio con la nueva fundación, su gran preocupación ahora es aunar esfuerzos para luchar contra la pandemia y buscar soluciones para frenar a la covid-19. Lo importante, eso sí, es que al menos ya han conseguido tener entidad propia para dar sus primeros pasos.

Continúa leyendo