Esta es la precaución que la reina Isabel ha tomado contra el coronavirus

Isabel II ha optado por una curiosa medida de protección frente al coronavirus.

Según van pasando los días, las noticias sobre el coronavirus van en aumento y es que el virus no hace más que propagarse por todos los países del mundo. Si algo ha quedado claro en estos días, es que nadie está a salvo de poder contagiarse, por lo que los gobiernos no hacen más que mejorar los consejos sobre posibles medidas de precaución para no contraer la enfermedad.

La reina Isabel de Inglaterra ha demostrado una vez más que ella va por delante del mundo y ha optado por implantar en su rutina una precaución que no ha pasado desapercibida. Este martes la monarca británica tenía que presidir una ceremonia de investidura durante la cual decidió llevar puesto unos guantes. Si bien es cierto que es normal ver a la reina lucir este complemento, uno de sus favoritos y que suele llevar siempre a juego con sus trajes, esto ha sorprendido ya que ha sido la primera vez en más de 60 años que ha presidido una investidura con guantes.

Para la cita, Isabel II lució un vestido de color crema y unos guantes de color blanco que cubrían sus manos y parte de sus muñecas que no se quitó ni para entregar los títulos de caballeros y de otros honores que se entregaron ese día.

Este gesto no pasó desapercibido para la prensa británica y medios como ‘Independent’ se pusieron en contacto con el Palacio de Buckingham para saber si la reina usaba los guantes como medida de protección frente al coronavirus, algo sobre lo que no quisieron responder. Sin embargo, fuentes de palacio aseguraron al diario ‘Mirror’ que “el personal de la reina y de palacio sigue los consejos del gobierno”.

La última vez que se vio a la abuela del príncipe Guillermo lucir unos guantes durante un compromiso público fue en el año 1954, cuando nombró caballero al mariscal del aire Claude Pelly, comandante en jefe de la Fuerza Aérea de Oriente Medio de la RAF. Desde entonces, siempre había lucido sus manos desnudas. Hasta ahora. ¿Se convertirá esto en una nueva rutina para Isabel II?

Continúa leyendo