Felipe de Edimburgo, una esperada reaparición y una retirada sorprendente

El marido de la reina Isabel ha vuelto a la actividad de manera puntual para ceder el testigo de uno de sus cargos a Camilla Parker

Felipe de Edimburgo se ha convertido en el protagonista involuntario de las noticias relacionadas con la familia Windsor en los últimos días. La pasada semana, el marido de la reina Isabel reaparecía en ‘público’ en la boda secreta de su nieta, la princesa Beatriz y a pesar de su avanzada edad -99 años-, eran muchas las reacciones a favor de su buen estado y aspecto.


Una situación que parece que ha hecho que el Príncipe se haya planteado incrementar su actividad, o al menos, deleitarnos con su presencia más a menudo. A pesar de que el Duque lleva varios años retirado de la vida institucional debido a su avanzada edad, algo completamente comprensible, Felipe siempre ha mantenido un fuerte compromiso con sus obligaciones y con las responsabilidades que implica ser miembro de “La Firma”. Por eso, ha querido reaparecer en público para ceder el testigo de uno de sus cargos a la esposa de su hijo mayor, la duquesa de Cornualles.


Ha sido entre Windsor y Highgrove donde ha tenido lugar el acto, y en una fecha muy significativa para la familia, el cumpleaños del primogénito de los duques de Cambridge, el príncipe George.  El duque de Edimburgo, que siempre ha estado muy comprometido con su papel, ha cedido el cargo de Coronel en Jefe de el regimiento de “Los Rifles” a su nuera,Camilla Parker, después de más de sesenta años de servicio

Felipe de Edimburgo
Gtres

Una ceremonia que ha estado marcada por las medidas de seguridad e higiene propias de la era postcovid. Mientras que el duque de Edimburgo ha permanecido en el Castillo de Windsor, donde ha estado recluido junto a la Reina los últimos meses, la esposa de Carlos de Inglaterra ha recibido el mando desde Highgrove, de manera que en ningún momento han llegado a coincidir.


Pese a que son muchos los miembros de la Familia Real Británica los que han retomado su actividad presencial, en el caso de la Reina se están tomando precauciones adicionales, ya que pertenece a un colectivo de riesgo. Respecto al duque de Edimburgo, resulta llamativa su presencia, ya que lleva varios años retirado.
Hace apenas unas horas, desde el Palacio de Buckingham se confirmaba que está previsto que Isabel II y Felipe de Edimburgo viajen en los próximos días a Balmoral para disfrutar de unas semanas de vacaciones después de unos meses de confinamiento.
 

Continúa leyendo