Felipe VI, los poderosos motivos del Rey para su insólita y firme decisión

Tras los escándalos protagonizados por su padre, el monarca español ha optado por renunciar a su herencia

Juan Carlos de Borbón, Felipe VI
Gtres

Cuando parecía que no podía pasar nada más en España, el Rey anunció la “ruptura” con su padre. Después de declararse el Estado de Alarma por la rápida propagación del coronavirus, prácticamente todos los ciudadanos de nuestro país estábamos confinados en nuestras casas. Pero Felipe VI mostró su actitud ejemplar, y a pesar de encontrarse en una difícil situación, decidió desvelar una noticia que supondría un antes y un después en la relación del Emérito con el actual.

El monarca publicó un comunicado el pasado domingo en el que tomaría la decisión de renunciar a la herencia de su padre, Juan Carlos de Borbón “que personalmente le pudiera corresponder, así como a cualquier activo, inversión o estructura financiera cuyo origen, características o finalidad puedan no estar en consonancia con la legalidad o con los criterios de rectitud e integridad que rigen su actividad institucional y privada y que deben informar la actividad de la Corona”. Por su parte, la Zarzuela también ha admitido el “completo desconocimiento” de don Felipe ante su designación como beneficiario de la Fundación Zagatka, pero si lo fuera, renunciaría a esa herencia.

El firme paso del soberano fue bastante claro. Felipe VI renuncia a la herencia de su padre que sea de dudosa procedencia o poco transparente. Además, retiró al emérito la asignación de 194232 euros brutos que recibía cada año de los Presupuestos de la Casa del Rey. Una decisión más que meditada por parte del monarca, que ha antepuesto la protección de la Corona y la limpieza de la imagen de la Institución por encima de cualquier relación familiar tras haber presenciado los escándalos protagonizados por su padre en las últimas semanas.

La trama tuvo lugar cuando una investigación por parte de la Fiscalía de Suiza acusaba al Rey emérito de tener una supuesta cuenta millonaria en uno de sus paraísos fiscales. Además, estaría también implicada Corinna Larsen, con quien supuestamente Juan Carlos mantuvo una relación sentimental a escondidas de su esposa. La alemana, al encontrarse envuelta en esta situación, ha tratado de implicar al Rey emérito empujando a la prensa británica a hacerse eco de estas informaciones.

Después de que Felipe VI fuera informado de su designación como beneficiario de la Fundación Lucum cuando su padre falleciera, el Rey envió una copia del documento a su padre y a las autoridades competentes informando sobre su completo desconocimiento de la situación. Una noticia que ha caído en España en medio de la crisis por la pandemia de COVID-19 y que ha hecho que salga a la calle el debate sobre si es necesaria la figura del Rey en el país.

Continúa leyendo