Vídeo de la semana

Generación Leonor: descubrimos a James, el nieto predilecto de la reina Isabel en el que nunca te habías fijado

El nieto pequeño de la reina Isabel, James, vizconde Severn, celebra este 17 de diciembre su 12 cumpleaños.

James, vizconde Severn
Gtres

La familia de la reina Isabel de Inglaterra es muy grande, pero las noticias que la rodean suelen estar protagonizadas por los mismos personajes, es decir, la propia Isabel, su heredero, el príncipe Carlos; y los hijos y mujeres de estos, el príncipe Guillermo y Kate Middleton y el príncipe Harry y Meghan Markle. Y aunque la reina vive mucho más cerca de ellos que de otros parientes, lo cierto es que ni Guillermo ni Harry pueden presumir de ser su nieto favorito, una distinción que pertenece a James, hijo del príncipe Eduardo y Sophie, que este martes cumple 12 años.

A pesar de tener la misma edad que la princesa Leonor, el hijo pequeño de los duques de Wessex ha pasado bastante desapercibido para la prensa internacional, y eso que tanto él como su hermana, lady Louise Windsor, son los nietos favoritos de Isabel II y Felipe de Edimburgo.

James, vizconde Severn
Gtres

Este verano, durante las vacaciones familiares en Balmoral, James llegó a asumir un papel que hasta ese momento había desempeñado siempre su abuelo, el duque de Edimburgo: preparar las hamburguesas para la barbacoa familiar. “A James se le da bastante bien cocinar las hamburguesas y le gustaba involucrarse siempre que había barbacoa en Balmoral”, contó una fuerte cercana a la familia real a ‘The Sun’ el pasado mes de septiembre. “Era una tarea que solía hacer el príncipe Felipe, pero cada vez lo hace menos”. Las últimas noticias apuntan a que el marido de Isabel II está sufriendo un nuevo bache de salud del que se está recuperando en la residencia de Sandringham.

James, vizconde Severn
Gtres

Más allá de su habilidad al frente de la parrilla, a la reina también le sorprendió que a su nieto pequeño le gustara pescar salmones con mosca. “El entusiasmo de James con la pesca con mosca deleitó a la reina porque era un deporte que le gustaba mucho a la bisabuela del niño, la difunta reina madre. James estuvo en el río Dee todo el tiempo que pudo, e incluso vadeó el agua hasta que le llegó por las axilas”, contó la misma fuente.

Dos habilidades que provocaron que la reina hiciera muy buenas migas con el niño, llegando incluso a considerarle su nieto favorito, por encima de los hijos del príncipe Carlos, el príncipe Guillermo y el príncipe Harry; los hijos de la princesa Ana, Peter Phillips y Zara Tindall, y las hijas del príncipe Andrew, Beatriz y la Eugenia de York.

Continúa leyendo