Vídeo de la semana

George de Cambridge, todo un hombrecito

El hijo mayor de los duques de Cambridge se hace mayor y ha llamado la atención de todos por su cambio físico tan notable

George de Cambridge, príncipe Guillermo
Gtres

La tradicional comida prenavideña en Buckingham es una de las fechas más señaladas para todo el clan Windsor. Y como en toda comida familiar, cada año algún miembro es el centro de atención de todas las miradas. Esta vez le ha tocado al primogénito de los duques de Cambridge. El pequeño parece haber dejado atrás su infancia y se ha dejado ver con una imagen muy diferente a todas las anteriores. Y es que George, a pesar de su corta edad, ya es todo un hombrecito.

Los duques de Cambridge llegaron en coches diferentes a la cita. Kate Middleton conducía el coche que llevaba a los más pequeños, Charlotte y Louis, pero los ‘hombres’ de la casa se adelantaron al resto de la familia y acudieron de los primeros a la velada. El príncipe George no pudo ser mejor copiloto para su padre: Con una camisa blanca con ribetes azules, el futuro heredero regaló una sonrisa a todos los asistentes con su llegada, pero lo que más llamó la atención mediática fue el gran cambio físico del hijo mayor del heredero al trono. El pequeño George mostró una gran madurez y es aun más visible si cabe la distancia respecto a sus hermanos, en lo que a edad se refiere.

Otra de las caras visibles en la llegada a la comida fue la del príncipe Andrés. Es posible que durante la reunión hubiera momentos en los que se palpara la tensión, debido a la postura totalmente contraria que han mostrado el príncipe Harry y el príncipe Guillermo hacia su tío por el caso Epstein. Aun así, la Reina aprovecha este momento para reunir a la familia en armonía antes de Navidad. Pero no ha sido posible reunir a todos, ya que hace unas semanas los duques de Sussex decidieron tomarse unas vacaciones y pasar la Navidad junto a la madre de la exactriz.

Uno de los lugares más recurridos entre la Familia Real Británica para pasar sus vacaciones navideñas es la casa de campo de Sandringham. Allí será donde George y Charlotte participarán en el servicio religioso de la iglesia de St. Mary Magdalene. La jornada tendrá un significado muy especial para todos, puesto que este pueblo inglés la Familia Real ha vivido momentos sumamente entrañables.

Continúa leyendo