¿Guerra fría o reconciliación? La gran incógnita del viaje de los duques de Cambridge a EEUU

El príncipe Guillermo ha confirmado esta semana que pondrá rumbo a Boston junto a su esposa el próximo mes de diciembre para acudir a una entrega de premios.

Hace ya varios meses que la relación entre el príncipe Guillermo de Cambridge y su hermano Harry pende de un hilo. Y es que la decisión que tomaron los duques de Sussex hace ahora más de dos años de desvincularse de la Familia Real británica para comenzar una nueva vida en Estados Unidos no sentó demasiado bien al futuro heredero al trono. Sobre todo, cuando en marzo del pasado año el príncipe Harry y Meghan Markle decidieron conceder una entrevista a Oprah Winfrey en la que revelaron algunos detalles íntimos sobre su vida en Buckingham. Unas informaciones que según la opinión del duque de Cambridge no fueron precisamente acertadas, ya que la pareja reflexionó acerca de asuntos muy delicados que no deberían haber visto nunca la luz.

Guillermo de Cambridge y Enrique de Sussex
Gtres

Y es que, como se suele decir coloquialmente, Harry y Meghan `se quedaron bien a gusto´ al exponer públicamente algunos de los problemas a los que habían tenido que hacer frente durante los últimos años en una Familia Real británica encabezada por la reina Isabel II. Unas impactantes confesiones como la preocupación existente que según ellos existía desde Buckingham por el color de la piel de su hijo. Aunque ninguno de ellos quiso revelar el nombre del miembro de la familia con el que el príncipe Harry tuvo esa conversación, argumentando que podría ser “perjudicial para su imagen”; ambos admitieron que esta persona manifestó su preocupación por el hecho de que Archie fuera “demasiado moreno”. También confesaron que el príncipe Carlos de Gales no le cogía el teléfono a Harry; o cómo Kate Middleton hizo llorar a Meghan antes de su boda. La estadounidense afirmó además que “el Palacio mintió sobre mí para proteger a otros miembros de la realeza” (en clara referencia a su cuñada).

Enrique de Sussex, Meghan Markle y Archie
Gtres

Una acumulación de hechos que según la propia Meghan Markle le llevó a caer en una profunda depresión durante varios meses, admitiendo ante Oprah Winfrey que “no quería seguir viva”. Esto hizo que los duques de Sussex comenzaran entonces a replantearse su posible salida de la Familia Real para comenzar una nueva vida al otro lado del Atlántico, en el país de las oportunidades donde creció Meghan. Aunque según el propio Harry, el punto de inflexión se produjo dos años antes de que anunciaran su desvinculación de la Corona británica: "Realmente todo cambió después de nuestra gira por Australia. Eso trajo recuerdos. Fue demasiado ver lo fácil que fue para Meghan entrar en la familia y poder conectarse con la gente”. De esta forma Harry dejaba caer que la llegada de Meghan Markle a la Familia Real británica había despertado una serie de celos entre algunos de sus miembros, al igual que ocurrió hace más de 30 años con su madre Diana.

Guillermo de Cambridge y Enrique de Sussex
Gtres

Con respecto a su hermano Guillermo de Cambridge afirmó entonces que, a pesar de haber compartido tantos buenos momentos juntos, sus caminos terminaron separándose con el paso de los años: “Él es mi hermano, hemos pasado por un infierno juntos, quiero decir que tenemos una experiencia compartida. Pero estamos en caminos diferentes”. Aunque por aquel entonces quizás no podía imaginar aún que estos caminos terminarían separándose tanto: “La relación es distante en este momento. Pero el tiempo cura todas las cosas. Ojalá” añadía el duque de Sussex. También afirmó sentirse “atrapado” en los senos de la Familia Real, aunque no fue consciente de ello “hasta que conoció a Meghan”. Según el duque de Sussex, su padre y su hermano están igual de atrapados que lo estuvo él: “No pueden irse. Y siento una gran compasión por ellos" confesó entonces.

Guillermo de Cambridge y Enrique de Sussex
Gtres

Esta sobreexposición de los entresijos palaciegos de los Windsor fue la gota que colmó el vaso y acabó con la paciencia del príncipe Guillermo de Gales. Y es que, según The New York Times, más de 17 millones de personas siguieron en directo la emisión de esta entrevista; sin tener en cuenta la gran repercusión global que desencadenaron las palabras de los duques de Sussex en todo el mundo. Desde entonces la relación entre Guillermo y Harry es prácticamente inexistente. Prueba de ello fueron las últimas celebraciones de the Trooping The Colour que tuvieron lugar en Reino Unido con motivo del Jubileo de Platino de la reina Isabel II; donde ambos hermanos apenas cruzaron sus miradas al coincidir en algunos de estos festejos, y evitaron posar de forma conjunta en los cuatro días que duraron las celebraciones.

El príncipe Guillermo ha sido el encargado de anunciar este miércoles el viaje que los duques de Cambridge realizarán a Estados Unidos el próximo mes de diciembre, debido a la entrega de los premios Earthsot, que tendrán lugar en la ciudad de Boston. Un compromiso oficial que, según Neil Sean, “sería una situación ideal para que sacaran tiempo para reencontrarse”; aunque afirma con rotundidad que “tristemente eso no será posible”. Y es que, tal y como afirma el experto en realeza, los duques de Cambridge “están planeando una agenda repleta de compromisos, sin apenas tiempo libre para realizar visitas”. Solo el tiempo dirá si llegará el día en el que ambos hermanos decidan acercar nuevamente posiciones, aunque por el momento su reconciliación parece difícil.  

Nacho Bellón

Nacho Bellón

Soy de los que piensa que hay pocas cosas más poderosas que una buena historia, y yo solo trato de escribir la mía.

Continúa leyendo