Guillermo de Holanda, en primera línea en la lucha contra el coronavirus

El Rey mantiene su agenda oficial muy preocupado por la evolución de la alerta sanitaria

Guillermo de Holanda
Gtres

Guillermo de Holanda se ha saltado las recomendaciones de seguridad de la OMS en la compleja situación actual por el coronavirus, pero lo ha hecho por una buena causa. Desde hace varios días, el Rey y su familia permanecen confinados en su residencia oficial, el Palacio de Huis Ten Bosch, donde hace una semana salieron al balcón para aplaudir la labor de los sanitarios y desde donde el monarca ofreció un mensaje al país para concienciar de la necesidad de permanecer en casa para vencer a la epidemia.

A pesar de que el hijo de la princesa Beatriz ha sido de los últimos jefes de Estado en hacer un discurso a los ciudadanos -falta la reina Isabel, que se enfrenta en estos momentos a una delicada situación ya que el príncipe Carlos acaba de anunciar que ha dado positivo en coronavirus-, Guillermo de Holanda no ha interrumpido su agenda oficial, al menos no del todo.

El monarca continúa trabajando desde su residencia, al igual que otros royals, y además acaba de hacer una visita de trabajo a uno de los centros de apoyo en la lucha contra el covid-19.

Guillermo de Holanda
Gtres

Ha sido el 24 de marzo cuando Su Majestad se trasladó hasta el GGD Hart voor Brabant en Tilburg por invitación expresa del alcalde de la localidad, Theo Weterings, que ostenta además el cargo de presidente de la región de seguridad de Brabante central y occidental. Fue precisamente en esta zona donde el pasado 27 de febrero se detectó el primer caso de coronavirus.

El Rey ha extremado las precauciones durante la visita en la que ha mantenido una reunión con el director del centro y otros expertos que le han explicado las medidas que se están llevando a cabo para intentar detener el avance de una enfermedad para la cual todavía no existe vacuna.

Guillermo ha sido informado de los protocolos que se siguen en el Centro de Atención a Enfermos, así como los que aplican los médicos y enfermeras. Su Majestad también ha visitado el área de atención telefónica, donde ha podido hablar con algunos empleados y ha escuchado las conversaciones de varios ciudadanos que tenían dudas sobre el virus.

 

El pasado día 17, el gabinete de prensa de la Casa Real confirmó que el Rey y su familia iban a permanecer aislados hasta el día 21 después de que se hubieran detectado varios casos de coronavirus en Lech, la estación de esquí en la que suelen disfrutar de sus vacaciones invernales.

Continúa leyendo