Harry y Meghan: continúan sus problemas con la Casa Real británica dos años después de su salida

Desde su salida de la monarquía en enero de 2020, los duques de Sussex se han visto envueltos en diferentes polémicas, lo que ha hecho que aumente la distancia entre la pareja y Palacio.

La salida de los duques de Sussex de la Casa Real Británica todavía arrastra muchos problemas por resolver. Desde que anunciaran su desvinculación de la Familia Real británica a comienzos de 2020; la pareja disfruta de una nueva vida en Estados Unidos. Sin embargo, parece que sus problemas con la monarquía británica se multiplican, dos años después de que se cumpla su renuncia.

El 8 de enero de 2020 será sin duda, un día marcado en la historia de la monarquía británica. Fue el día en el que los duques de Sussex se despidieron de la Familia Real y de sus títulos como Altezas Reales, para comenzar una nueva vida en Estados Unidos. Desde entonces, no han dejado de sucederse los problemas para Harry y Meghan. El estilo de vida que la pareja ha mantenido desde que comenzaran una nueva vida al otro lado del Atlántico, es algo que no ha gustado nada en Londres. En este tiempo los duques de Sussex han conseguido cambiar con éxito la inmovilista institución en la que nació el Harry, por el `sueño americano´ bajo el que se crio Meghan.

 

Meghan Markle y Enrique de Sussex
Gtres

La joven pareja ha conseguido posicionarse de forma notable desde su llegada a Estados Unidos y juntos han conseguido cerrar contratos multimillonarios. Desde su salida de Buckingham, la pareja ha demostrado que su plan no es borrarse de la vida pública ni alejarse de los medios. Su propuesta es la de ser ellos mismos los que gestionen su vida pública y sean dueños de su comunicación. Por ello han conocido distintas entrevistas durante estos dos años, entre las que destacó su polémica aparición junto a Oprah Winfrey el 8 de marzo de 2021 y que fue emitida en prime time por la CBS.

Una entrevista en la que Harry y Meghan hablan sin tapujos de su vida privada, algo que no gustó nada en Londres. Los duques de Sussex revelan detalles relativos a su seguridad y a la falta de independencia que sufrían en su día a día en Palacio. “No, eso es lo que estaba pidiendo. Tú no puedes ir sola al hospital. No podía llamar un Uber a Palacio. No podías simplemente ir. No podías. Cuando me uní a esa familia, fue la última vez que vi mi pasaporte, mi licencia de conducir, mis llaves, hasta que llegué aquí. Todo eso fue entregado y ya no lo vi más” comentaba Meghan a la presentadora. Una Meghan Markle que llegó a afirmar que en su cabeza había sobrevolado la idea de suicidio: “Y yo no quería… simplemente no quería seguir viva. Esto fue muy, muy claro. Muy claro y muy aterrador. No sabía a quién recurrir en esa situación”.

Meghan Markle y Oprah Winfrey
Gtres

La entrevista con Oprah Winfrey fue sin duda muy reveladora, y no dejó indiferente a nadie en Buckingham. Meghan no dudó en criticar a la monarquía británica por su decisión de mantenerse al margen a la hora de garantizar la seguridad de su hijo mayor Archie. Al exponer esta situación, la esposa de Harry no dudó en desaprobar la decisión de Palacio y atribuyó indirectamente la responsabilidad a la figura de la Reina: “La institución es una persona. Fui a una de las personas de más edad sólo para conseguir ayuda”. También dejó en el aire la idea de que la decisión de la Corona de negar seguridad al mayor de sus hijos estaba motivada por el racismo que aun existe en esta institución: “Cuando estaba embarazada, hablé con Harry de la idea de que a nuestro hijo no se le iba a dar seguridad ni un título; y también sobre las preocupaciones existentes sobre lo oscura que su piel podría ser cuando naciera”.

Isabel II, Enrique de Sussex Meghan Markle
Gtres

La salida de Harry y Meghan de la monarquía británica todavía plantea muchas incógnitas por resolver. Una de esas incógnitas es precisamente la relativa a la seguridad de los duques de Sussex. Y es que, desde su salida de la Familia Real, es un tema que ha supuesto un gran desafío tanto para la Corona como para el propio gobierno británico. La raíz de este problema está en la decisión del Ministerio del Interior, que impide que el duque de Sussex pueda pagar protección policial cuando viaje a Reino Unido. Una protección que desde su salida tampoco proporciona la Corona británica, que retiró tanto la seguridad como la financiación pública a la pareja tras su salida de Buckingham. Esto se suma al problema que tiene la seguridad privada de Harry para conseguir información confidencial que le permita tener la capacidad de actuar en Reino Unido de la misma forma que lo hacen en territorio americano. Además de la negativa del gobierno, por la que Harry no puede contratar a policías británicos como miembros de su seguridad privada.

Todo ello ha hecho que los duques de Sussex se hayan resistido a pisar suelo británico después de su salida hace ya más de dos años. Un problema de seguridad que ha provocado que los Windsor todavía no hayan conocido personalmente a la hija menor de Harry, nueve meses después de su nacimiento. La reina Isabel II estaría desesperada por conocer a su bisnieta, con la que solo ha podido interactuar a través de una pantalla. Por su parte, el matrimonio continúa mostrándose reticente a la hora de visitar Londres debido a este problema, aunque Harry ha manifestado en diferentes ocasiones su deseo por revertir esta situación. Así lo expresaba un comunicado emitido por la página web personal de los duques de Sussex: “Al príncipe le gustaría volver para que sus hijos puedan conocer su país natal”.

Isabel II  y Enrique de Sussex
Gtres

Desde su salida de Buckingham, la relación de Harry con su hermano Guillermo y su padre Carlos de Gales también se ha visto resentida. Y es que parece que éstos no estarían de acuerdo con la exposición pública a la que Harry se ha sometido desde que abandonara Londres. Una relación que podría enfriarse aun más a finales de año, con la publicación del nuevo libro que prepara Harry. La editorial Penguin Random House ha anunciado a través de su página oficial, que el nieto de Isabel II publicará sus memorias a finales de 2022; y las ganancias irán destinadas a diferentes obras de caridad. Un libro en el que contará sus vivencias como miembro de la Casa Real británica, y en el que compartirá por primera vez muchos detalles privados de su infancia en Palacio. Al destaparse la noticia, el príncipe Harry quiso quitarle hierro al asunto: "Estoy escribiendo esto no como el Príncipe que nací, sino como el hombre en el que me he convertido", puntualizaba en una publicación en su web personal.

Continúa leyendo