Vídeo de la semana

Harry y Meghan: Vetados en un exclusivo restaurante de Canadá

Uno de los restaurantes más prestigiosos del país se ha negado a que los duques de Sussex coman en sus instalaciones, debido a la demanda mediática que conlleva

Meghan Markle y el príncipe Harry
Gtres

Hace tan solo unas semanas que los duques de Sussex decidieron alejarse del foco mediático y darse un respiro de todos los actos oficiales que les rodean. El destino que escogerían para pasar las primeras vacaciones navideñas de Archie era todo un misterio, hasta que el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, les deseó por medio de redes sociales una feliz estancia en su país.

Bastaron unos días para que también se diera a conocer el refugio que escogió el matrimonio para pasar la Navidad en familia junto a la madre de la exactriz, Doria Ragland. Se trata de una casa decorada al más mínimo detalle con las luces típicas en esta época del año, ubicada en North Saanich en la isla de Vancouver. Los vecinos de la zona han presenciado los paseos de la familia por este paisaje montañoso, y al príncipe Harry haciendo footing alrededor del parque regional Horth Hill.

No cabe duda de que los cuñados de Kate Middleton tuvieron una acogida inmediata en el país, tanto por gobernantes como por los ciudadanos. Lo que no esperaban era que uno de los restaurantes más prestigiosos del lugar, Deep Cove Chalet, no estuviera de acuerdo con su visita. Concretamente el dueño y chef del local, Pierre Koffel, se negó a que los duques de Sussex comieran en sus instalaciones. El cocinero impidió a los Windsor la entrada a su restaurante porque “no le gusta el escándalo”, así lo afirmó su esposa.

“El área de Horth Hill está muy de moda ahora, ellos salen a correr por ahí, así que les ven. Es muy emocionante y espero que todo les vaya bien. Están rompiendo con la tradición y solo les deseo todo lo mejor. Ya saben cómo es mi marido, a ver qué pasa ahora…”, comentaba Bev Koffel, disculpando a su marido, que afirmó que no le gustaban las cámaras ni los personajes polémicos.

Otra de las razones que se ha dado a conocer de la negativa del restaurante ha sido que la pareja pidió unas estrictas medidas de seguridad para disfrutar del momento de la comida de manera privada. No obstante, los dueños se han mostrado afortunados de tener cerca a los herederos ingleses y desean que disfruten de su paso por Canadá, con la privacidad que merecen.

Continúa leyendo