Iñaki Urdangarin se sincera sobre su infierno en la cárcel y su nueva vida como hombre libre

El yerno del rey Juan Carlos I rompe su silencio tras conseguir la libertad condicional, casi al mismo tiempo que el emérito comunica la decisión final sobre su exilio.

No ha habido que esperar demasiados días desde que obtuviese su ansiada libertad condicional para escuchar a Iñaki Urdangarin a micrófono abierto. El exdeportista ha concedido una extensa entrevista al programa que Juanma Castaño dirige en COPE para romper su silencio tras salir de la etapa más oscura de su vida. Atrás quedan los meses en la prisión de Brieva, su voluntariado en Don Orione o el control telemático de la cárcel. El todavía marido de la infanta Cristina busca rehacer su vida con optimismo y esperando hacer borrón y cuenta nueva.

El leitmotiv de la entrevista era el deporte ya que la temática de El Partidazo de COPE es puramente deportiva. Sin embargo, no faltaron algunas preguntas que poco o nada tienen que ver con la disciplina que le hicieron grande. Una de ellas terminó con la desgarradora confesión de Urdangarin acerca de su condena entre rejas: "No me gustaría destapar en un programa deportivo una etapa personal. Prefiero mirar adelante y dejar eso atrás. Ha sido duro, muy duro. He cerrado esta etapa con un comportamiento muy bueno en un tiempo extraordinariamente rápido. No es una situación que me gustaría recordar", explicó.

Borrón y cuenta nueva, no quiere pensar en otra cosa: "Acabo de terminar un ciclo hasta conseguir la libertad condicional y hasta colaborar con este despacho con el que he estado trabajando en Vitoria". En su horizonte más cercano no está Ainhoa Armentia. Al menos no de cara a la opinión pública: "Ahora realmente me enfrento otra vez, libre y solo, a esta situación nueva que tengo delante de mí", explicó.

Iñaki Urdangarin
Gtres

Las preguntas de índole personal terminaron por molestar al exduque de Palma, algo de lo que se percató Juanma Castaño: "Te noto tan incómodo con temas que no tienen que ver con el deporte que no quiero hacerte pasar un mal rato". La réplica de Iñaki Urdangarin fue taxativa: "No estoy pasando un mal rato, pero venía a un programa deportivo y pensaba que íbamos a hablar más de temas deportivos… No pasa nada".

La tensión entre entrevistador y entrevistado aumentó: "Te lo dije al principio, que te iba a tratar con respeto y que te iba a preguntar de todos los temas que son noticia. Tú eres una persona que eres una figura del deporte de este país y, además de eso, hay una connotación muy especial. Y, como puedes entender, soy periodista. Si tengo a un personaje de la relevancia de Iñaki Urdangarin... Es como si tú estás solo delante del portero y tiras la pelota a la grada en vez de apuntar a la portería", argumentó el asturiano. “Muy bien, ese es tu punto de vista. Yo te lo respeto”, dijo Iñaki. En ese momento y como quiera que sea, la entrevista tocó a su fin con el epílogo de Castaño: Espero que te vaya muy bien y que la vida vaya por el camino de la felicidad, que, si tú dices que has cumplido y que estás tranquilo, la ley dice que has cumplido. Mucha suerte”, zanjó

Juan Carlos I
Gtres

Casualidad o no, la entrevista de Iñaki Urdangarin coincide con la comunicación del rey Juan Carlos I a su hijo Felipe VI. En una carta que ha hecho pública la Casa de S.M El Rey, el emérito desvela su decisión final acerca del exilio que vive en Emiratos Árabes desde el pasado 3 de agosto de 2020: seguirá residiendo allí aunque viajará a España pronto. A continuación, reproducimos la misiva íntegra, que ha tenido el visto bueno y la comprensión del rey Felipe:

Majestad, querido hijo:

 

En agosto de 2020, guiado por el convencimiento de prestar el mejor servicio a España y a todos los españoles, a sus instituciones y a ti como Rey, te comuniqué mi decisión de trasladarme fuera de España, para facilitar el ejercicio de tus funciones. Desde entonces, he residido en Abu Dabi, lugar al que he adaptado mi forma de vida y al cual agradezco enormemente su magnífica hospitalidad.

 

Conocidos los Decretos de la Fiscalía General del Estado, por los que se archivan las investigaciones de las que he sido objeto, me parece oportuno considerar mi regreso a España, aunque no de forma inmediata. Prefiero, en este momento, por razones que pertenecen a mi ámbito privado y que solo a mí me afectan, continuar residiendo de forma permanente y estable en Abu Dabi, donde he encontrado tranquilidad, especialmente para este período de mi vida. Aunque, como es natural, volveré con frecuencia a España, a la que siempre llevo en el corazón, para visitar a la familia y amigos.

 

Me gustaría así culminar esta etapa de mi vida desde la serenidad y la perspectiva que ofrece el tiempo transcurrido. Como bien sabes, en 2019 te comuniqué mi voluntad de retirarme de la vida pública, y así lo seguiré haciendo. En este sentido, tanto en mis visitas como si en el futuro volviera a residir en España, es mi propósito organizar mi vida personal y mi lugar de residencia en ámbitos de carácter privado para continuar disfrutando de la mayor privacidad posible.

 

Soy consciente de la trascendencia para la opinión pública de los acontecimientos pasados de mi vida privada y que lamento sinceramente, como también siento un legítimo orgullo por mi contribución a la convivencia democrática y a las libertades en España, fruto del esfuerzo y sacrificio colectivo de todos los españoles.

 

Siempre que te parezca bien, es mi deseo que hagas pública esta carta, para conocimiento de todos los españoles y en la fecha que estimes oportuna.

 

Con mi lealtad, cariño y el orgullo inmenso que siento por ti.

 

Tu padre”.

Alberto Ardila

Alberto Ardila

Contando historias objetivas desde mi objetividad y con la pasión del primer día.

Continúa leyendo