Un mes sin la Reina Isabel II: De las lágrimas de Carlos III a la pataleta de Harry

Repasamos los cambios y reacciones de los miembros de la Casa Real británica.

La Reina Isabel II murió el pasado 8 de septiembre en Balmoral a los 96 años. Con su fallecimiento se ponía el punto final al reinado más longevo de Reino Unido, 70 años y 214 días ocupando el trono que ahora queda en manos de su hijo, el Rey Carlos III de Inglaterra. Hoy se cumple un mes sin Isabel II y los cambios en la realeza británica no se han hecho esperar. La intensidad de los primeros días de luto llevó al heredero al trono a derramar algunas lágrimas por su madre. "Sé que su muerte será muy sentida en el país, los territorios y la Commonwealth, y por infinidad de gente en todo el mundo", señaló el nuevo Rey en su primer discurso tras la muerte de su madre.

rey carlos iii
Gtres

Sin embargo, sus lágrimas han compartido protagonismo con los problemas que ha tenido al firmar ciertos documentos con pluma estilográfica. Su primer encontronazo con la pluma tuvo lugar durante su proclamación oficial como nuevo Rey de Inglaterra, cuando tuvo que pedir a su ayudante que retirara del escritorio una bandeja que le impedía escribir correctamente. Su cara fue todo un poema y se viralizó en cuestión de segundos. Pero sus problemas con la pluma no terminaron aquí. Unos días después, el heredero al trono se equivocó al poner la fecha en un documento y exclamó de manera totalmente espontánea: “¡No puedo soportar esta maldita cosa!”. Puso mal la fecha, se manchó con la tinta y decidió marcharse muy molesto ante la atónita mirada de sus ayudantes. Otro momentazo que las redes sociales no dejaron pasar por alto.

rey carlos iii camilla
Gtres

Aunque el inicio de su reinado ha estado marcado pero estos dos traspiés con la pluma, no ha sido el único protagonista de los acontecimientos sucedidos tras la muerte de la Reina Isabel II. El reencuentro de Meghan Markle y Kate Middleton también generó mucha expectación y fue analizado con lupa. El nerviosismo de la mujer de Harry era evidente, mientras la nueva Princesa de Gales parecía controlar la tensión mucho mejor. Las cuñadas apenas cruzaron las miradas, mientras los hermanos procuraron mantener alguna conversación entre ellos, demostrando que su relación se va recuperando poco a poco. Fueron los Príncipes de Gales quienes decidieron invitar a los Sussex a pasear y contemplar las ofrendas depositadas a las puertas del Castillo de Windsor en honor a Isabel II. Meghan y Harry no se soltaron de la mano, mientras Kate y Guillermo no tuvieron ningún tipo de contacto físico, tal y como marca el protocolo.

sussex cambridge
Gtres

La última polémica la ha protagonizado el Príncipe Harry, que se enfadó tras publicarse la primera foto oficial de la nueva Familia Real inglesa. La imagen salió a la luz el pasado 1 de octubre en la cuenta de Instagram de la realeza británica, y ya acumula más de un millón de likes. En ella, vemos a Camilla, el Rey Carlos III y los nuevos Príncipes de Gales, posando con una sonrisa aunque vestido de riguroso luto, ya que la foto fue tomada el 18 de septiembre en el Palacio de Buckingham.

El primer acto de la nueva era para los ingleses, se vio empañado por los duques de Sussex, que horas después de que Carlos y Camilla reaparecieran en Escocia, publicaron nuevos retratos de la pareja. Dos imágenes, una a color y otra en blanco y negro, donde vemos a Harry y Meghan posar de la mano. Muchos creen que es una provocación en toda regla, ya que resulta extraño que decidieran sacar a la luz estas fotografías el mismo día que el Rey Carlos III arrancaba su agenda oficial.

Parece que Harry y Meghan no vieron con muy buenos ojos la fotografía de la nueva realeza inglesa. Los rumores apuntan a una pataleta en toda regla del hijo menor del Rey, al que no habría sentado bien la publicación de esta imagen. Sin embargo, fueron Harry y Meghan quienes decidieron salir de la Famlia Real inglesa, y es cierto que cuesta entender este tipo de enfados por parte de los Sussex. Estos días de luto han dejado patente que la relación entre Kate y Meghan parece algo imposible de reparar

Odina Sanz

Odina Sanz

Empecé a hablar con un año y hasta hoy. Maña de nacimiento y madrileña de adopción, dediqué mis primeros artículos a mi diario y le cogí el gusto, mi abuela dice que se me da bien. Objetivo vital: Dar la vuelta al mundo sin maletas.

Continúa leyendo