Jubileo de Platino de Isabel II: organigrama del día más agridulce de la Reina de Inglaterra

La legendaria monarca británica está de aniversario y celebrará este jueves uno de sus cumpleaños más amargos, en un año en el que se conmemoran sus setenta años en el trono inglés.

La reina Isabel II ha escrito una nueva página en su prolongada historia como Reina de Inglaterra, al convertirse en la primera monarca de la historia del Reino Unido en mantenerse en el trono durante setenta años. Fue el pasado 6 de febrero cuando se celebraba este aniversario, un hecho que casualmente coincidió con el fallecimiento de su padre, el rey Jorge VI, a causa de un cáncer de pulmón. De esta manera, la madre del príncipe Carlos se encuentra en plenos preparativos para organizar su Jubileo de Platino que tendrá lugar durante el próximo mes de junio; y que sin duda será todo un acontecimiento en todo el país.

Isabel II
Gtres

El propio palacio de Buckingham ha sido el encargado de anunciar todos los detalles del gran repertorio de festejos preparados para conmemorar este hito. A pesar de que algunas de las actividades darán el pistoletazo antes de la fecha acordada, el acto principal tendrá lugar el 2 de junio; momento en el que se celebrará el famoso Trooping the Colour (El Desfile del Estandarte). Ese mismo fin de semana,  tanto los británicos como los turistas que se desplacen en estas fechas hasta las islas, podrán disfrutar de una serie de eventos tales como una misa de agradecimiento en la Catedral de San Pablo, que tendrá lugar el viernes 3 de junio; o un concierto especial en directo que se realizará el 4 de junio en el Palacio de Buckingham, y al que acudirán numerosos rostros conocidos en el país. El domingo 5 de junio tendrá lugar el Platinum Jubilee Pageantun, encuentro en el que se reunirán alrededor de unas 5.000 personas, y en el que los presentes podrán entretenerse viendo obras de teatro, escuchando música o aprendiendo de las artes callejeras. Como no podía ser de otra manera, esta jornada culminará con fuegos artificiales, que sin duda ayudarán a que este esperado momento para la Reina sea aun más especial.

Isabel II y Felipe de Edimburgo
Gtres

Con motivo de este importante acontecimiento, la Reina Isabel II hacía hace unos días una profunda reflexión sobre el futuro de la monarquía británica, un tema de gran interés para la monarca y en el que siempre ha estado muy involucrada. La madre del príncipe Carlos confesaba hace unos meses que uno de sus mayores deseos es que Camilla Parker, la duquesa de Cornualles y esposa del príncipe de Gales,  se convierta en “reina consorte” cuando su hijo acceda al trono británico tras su muerte: "Cuando, en la plenitud de los tiempos, mi hijo Carlos se convierta en rey, sé que le brindaréis a él ya su esposa Camila el mismo apoyo que me habéis dado a mí; y es mi sincero deseo que, cuando llegue ese momento, Camilla sea conocida como reina consorte mientras continúa con su leal servicio. Mientras miro hacia adelante con un sentido de esperanza y optimismo hacia el año de mi Jubileo de Platino, recuerdo cuánto podemos estar agradecidos. Estas últimas siete décadas han visto un extraordinario progreso social, tecnológico y cultural que nos ha beneficiado a todos; y confío en que el futuro nos ofrecerá oportunidades similares a nosotros y especialmente a las generaciones más jóvenes en el Reino Unido y en todo el Commonwealth". Con estas palabras emitidas desde Buckingham, Isabel II aclaraba entonces cuál es su postura de cara al futuro de su país.

Isabel II
Gtres

En esta misma misiva, la reina Isabel II tampoco se olvidó de recordar el apoyo que ha recibido por parte de sus compatriotas británicos durante su larga estancia como monarca inglesa. No sin antes volver a ensalzar la importancia de la figura de su marido, el duque de Edimburgo, quien fallecía el pasado 9 de abril de 2021 a los 99 años de edad. "Tengo la suerte de haber contado con el apoyo incondicional y amoroso de mi familia. Tuve la suerte de que en el príncipe Felipe tenía un compañero dispuesto a desempeñar el papel de consorte y hacer desinteresadamente los sacrificios que ello conlleva. Es un papel que vi desempeñar a mi propia madre durante el reinado de mi padre", concluía Isabel II.

Continúa leyendo