Isabel II continúa viviendo sus meses más difíciles

La preocupación en torno a la Reina Isabel crece después de que cancelase también sus eventos virtuales a raíz de su positivo en Covid.

Isabel II está atravesando un momento complicado. Cerca de cumplir los 96 años, la Reina ha dado positivo en coronavirus y este infortunio ha traído consecuencias importantes. La primera y más importante es cancelar todos los compromisos -físicos evidentemente- pero también virtuales de estos días. Pese a que desde Buckingham se apela a que la monarca solo tiene síntomas leves, la preocupación por su estado de salud se ha incrementado. Ha sido un portavoz de Palacio quien ha hablado con los medios locales para transmitirles que solo se empleará en tareas sencillas hasta que esté plenamente recuperada.

No da la sensación de que el cuadro médico de la reina Isabel sea grave pero el hecho de tener una avanzada edad hace que toda precaución que se tome sea poca. Un hecho inesperado ha sido la decisión de cancelar definitivamente las actividades no presenciales que tenía, cuando inicialmente se dijo que al ser telemáticas podría afrontarlas. Otros dos motivos para estar tranquilos son que Isabel II tiene la pauta vacunal completa contra la Covid-19 y que está bajo supervisión médica constante.

El positivo en Covid-19 de la nonagenaria monarca se conoció el pasado domingo, poco después de que su hijo, el príncipe Carlos, recibiera el alta tras haber superado el virus. De hecho, en un primer momento se temió por la salud de Isabel tras saberse que Carlos estuvo visitando en Palacio unos días antes de contagiarse. Finalmente, su madre también cayó en la enfermedad, que afortunadamente parece estar pasando con escasa sintomatología

No hay que olvidar que en los últimos meses, la salud de la Reina ha sido delicada. El pasado mes de octubre estuvo una noche ingresada en el hospital King Edward VII de Londres. No se llegó a especificar el motivo por el que necesitó ser atendida y el escueto comunicado emitido por Buckingham rezaba lo siguiente: “La reina Isabel II de Inglaterra fue a un hospital el miércoles por la tarde para hacerse pruebas preliminares y regresó al castillo de Windsor el jueves a la hora de comer y mantiene un buen estado de ánimo”.

Reina Isabel II
Gtres

La profunda tradición monárquica existente en el Reino Unido hace que cualquier novedad en torno al estado de Isabel II sea recibida con preocupación por la sociedad. Sin embargo, la Reina tiene cuerda para rato y se ha mostrado incombustible durante los últimos tiempos. Unos tiempos que no han sido ni mucho menos felices para ella ya que ha tenido que lamentar malas noticias que le han afectado a su estado de ánimo.

El golpe más duro lo recibió el 9 de abril de 2021. Ese día se apagó una parte importante de su vida con el fallecimiento de su marido. El duque de Edimburgo falleció a los 99 años por su “avanzada edad”, tal y como registraba el certificado médico. Sin más remedio que sobreponerse, Su Majestad exhibió fortaleza y siguió en adelante con sus compromisos. No obstante, cierta tristeza era lógica puesto que estaba dejando atrás toda una vida junto a su esposo.

Príncipe Andrés, príncipe Harry
Gtres

protagonista. El padre de Beatriz y Eugenia de York fue acusado de abusos sexuales por parte de Virginia Giuffre, en un espinado asunto que ha terminado con el duque apartado de la vida pública y de toda actividad relativa a la corona. Asimismo, la reina Isabel ha puesto dinero de su bolsillo con el objetivo de recaudar una cantidad suficiente para silenciar a la demandante y evitar así el juicio a su hijo. Una decisión tomada intramuros pero que ha terminado por calar y generar cierto nivel de crítica en algunos sectores.

Entre su salud, la pandemia mundial por Covid, la pérdida de su marido y los escándalos de su hijo, Isabel II está afrontando un complicado Jubileo. Tal es el nivel de preocupación que desde algunos tabloides se ha empezado a dibujar el escenario que se plantearía si una enfermedad impidiera su labor como reina. En ese caso, personajes tan controvertidos como el príncipe Harry o la princesa Beatriz adoptarían un papel relevante. La casa real británica habla de que, “en caso de que reina no pueda cumplir con sus deberes oficiales como soberana por enfermedad”, dos o varios de sus Consejeros de Estado podrían sustituirla. Y ahí entran en juego los nombres anteriormente mencionados.

 

 

Alberto Ardila

Alberto Ardila

Contando historias objetivas desde mi objetividad y con la pasión del primer día.

Continúa leyendo