Isabel II da positivo en Covid: todos los detalles de su estado de salud

La Casa Real británica ha anunciado que la Reina ha sido contagiada, pero seguirá con su agenda prevista a distancia

El covid se adueña del Buckingham Palace. A sus 95 años, la reina Isabel II se ha contagiado de covid-19, tal y como ha anunciado la Casa Real británica en un comunicado oficial. La monarca está experimentando “síntomas leves similares a los de un resfriado”, pero prevé continuar realizando "tareas ligeras" durante la semana.

La Reina habría enfermado diez días después de haber tenido contacto directo con su hijo Carlos, el príncipe heredero, quien daba positivo por covid después del encuentro. “Ella continuará recibiendo atención médica y seguirá todas las pautas apropiadas”, ha agregado Palacio en el comunicado. Las fuentes de la cadena británica Sky News apuntan que la monarca ha recibido la pauta completa de la vacuna contra el virus más una dosis de refuerzo. Después del contacto con su hijo y hace tan solo cinco días, Isabel II reanudaba sus actividades oficiales con una audiencia virtual en la que el embajador de España en el Reino Unido, José Pascual Marco, presentó sus credenciales ante la monarca. En el Palacio de Buckingham se mantuvieron en todo momento las distancias de seguridad, por lo que el embajador no debería haberse contagiado.

La soberana, que se encuentra en su residencia del castillo de Windsor desde el principio de la pandemia, celebraba hace dos semanas el 70 aniversario de su acceso al trono tras la muerte de su padre, Jorge VI, celebraciones que tendrán lugar oficialmente en junio. Se podría decir que este año ha sido -sin duda- de los peores para Su Majestad. Su Annus Horribilis ha estado marcado por problemas de salud, disgustos familiares y la muerte de su marido. La pérdida de Felipe de Edimburgo el pasado mes de abril supuso un duro golpe para ella. Una marcha que llegaba en el momento que más unidos estaban, pues debido a la pandemia tuvieron que pasar juntos el confinamiento en el Castillo de Windsor. Era su compañero de vida, juntos afrontaron todo tipo de vicisitudes institucionales y familiares. Se convirtió en su mejor vasallo.

Isabel II y Felipe de Edimburgo
Gtres

A esta pérdida se suman los problemas judiciales del príncipe Andrés por su presunta implicación en el Caso Epstein. La última noticia hace referencia a la demanda por abuso sexual de Virginia Giuffre, quien denuncia haber sido víctima del Príncipe siendo ella menor de edad. Sin embargo, el caso no llegará al juzgado, debido a un acuerdo por las dos partes en el que el hijo de Isabel II pagará una suma de más de 12 millones de libras esterlinas a su demandante, contando con la ayuda de la Reina, que utilizará sus fondos privados del Ducado de Lancaster. 

Otro quebradero de cabeza para Isabel II ha sido los múltiples escándalos de la fundación del príncipe de Gales. Se insinúa que, Michael Fawcett, hombre de confianza de Carlos de Inglaterra y director de la entidad hasta el pasado año, habría mediado para que el magnate saudí Mahfouz Marei Mubaraka obtuviera la nacionalidad británica a cambio de donaciones a la organización. El hijo de la Reina ha negado tener constancia de las comunicaciones que estaban supuestamente ocurriendo entre el asesor y el multimillonario, aunque ‘Daily Mail’ asegura que esté podría ser un testigo clave en la investigación.

Príncipe Andrés
Gtres

Por otro lado, los problemas de salud de la soberana obligaban a frenar en seco su frenética agenda a finales de octubre tras haber pasado la noche en el hospital. A sus 95 años el agotamiento hace mella y la Reina se vio obligada a cancelar viajes, paseos o, incluso, montar a caballo. Desde ese momento, se han tomado medidas para reforzar su seguridad. La nonagenaria acudirá siempre acompañada por un miembro de la Familia Real para que en caso de indisposición el acto no tenga que suspenderse y se han priorizado las audiencias y encuentros por videollamada.

Pero Isabel II no ha sido la única royal que actualmente está padeciendo el coronavirus. El príncipe Carlos cogía hace unos días virus por segunda vez y su esposa, la duquesa de Cornualles, daba positivo días después. A la Familia Real española también ha llegado ‘el bicho’. El rey Felipe resultaba contagiado hace unos días al presentar síntomas y dar positivo en el test. Su Majestad tuvo que suspender las actividades oficiales previstas, aunque su estado general de salud “es bueno y mantendrá su actividad institucional desde su residencia”, decía así el comunicado oficial. Sin duda, un virus que no entiende de fronteras.

Continúa leyendo