Qué hacer (y qué no) en una reunión con Isabel II

Para evitar contratiempos futuros, aquí te dejo un breve recordatorio de lo que se debe y no se debe hacer en presencia de la reina de Inglaterra.

No hay debate. Isabel II es la figura más importante de la historia reciente del Reino Unido. Toda una vida trabajando al servicio de los británicos y de la Commonwealth, 53 países incluyendo Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Jamaica, en los que es soberana.

De entre todos los logros de la monarca destaca uno en especial: ha superado al frente de la corona a su tatarabuela, la reina Victoria, quien gobernó desde 1837 hasta su muerte en 1901. Marilyn Braun, autora del blog Marilyn's Royal Blog coincide en que, a diferencia de la reina Victoria, "no tiene una era de inicio. Nunca podremos definir el siglo XX y XXI por su papel en ellos. Durante su reinado, ha sido un espectador neutral de la historia, en lugar de una parte activa de ella, a diferencia de primeros ministros o presidentes de Estados Unidos".

68 años en los que ha visto de (casi) todo, desde la Segunda Guerra Mundial hasta la caída del Imperio Británico, pasando por el desplome del muro de Berlín y el desmantelamiento de la URSS, la llegada de internet, la Primavera Árabe y recientemente, el coronavirus.

Isabel II protocolo
Fuente: GTRES

La familia real británica está obligada a seguir un estricto procolo que incluye asuntos como moda, tradiciones, actividades diarias o incluso, acciones tan involuntarias como llevar un paraguas. Sin embargo, a no ser que seas un fanático del protocolo o de la serie The Crown, esto te parecerá extraño. Ni la reina Isabel II ha sido capaz de memorizar la lista de reglas que nadie se puede saltar. 

En julio de 2017, el gobernador de Canadá viajó a Reino Unido para una visita de Estado al país. El día que fue presentado a la Reina, se vio obligado a defender una violación de la etiqueta real con Isabel II. ¿La razón? Una alfombra resbaladiza. 

David Johnston tocó ligeramente el codo de su Majestad mientras ella bajaba los escalones y juzgó que saltarse el protocolo era apropiado "para asegurarse de que no hubiera tropiezos".

Para evitar contratiempos futuros, aquí te dejo un breve recordatorio de lo que se debe y no se debe hacer en presencia de la reina de Inglaterra

Isabel II protocolo
Fuente: GTRES

- Hacer una reverencia con genuflexión en el caso de la mujer o una reverencia con la cabeza en el caso de ser hombre, aunque también puede dar la mano o hacer una combinación de los dos.

- Usa las palabras adecuadas. Cuando te presenten a la Reina, la forma correcta de dirigirse es como Su Majestad y, posteriormente, Señora.

- Llega temprano. Los invitados deben llegar antes que la Reina.

- Ella es quien lleva el liderazgo. No hables a menos que te hablen, no te sientes hasta que se siente o no empieces a comer hasta que ella lo haga.

- Forma semicírculos. Si te presentan a la Reina en un evento, es probable que te coloquen en posición de semicírculo en lugar de líneas rectas. Los invitados deben tratar de estar con las manos vacías.

Isabel II protocolo
Fuente: GTRES
Isabel II protocolo real
Fuente: GTRES

De entre las acciones que no se deben hacer, destacan:

- Tocar a la Reina. Solo estrecha su mano si ella se ofrece. En 2000, John Howard rodeó a la Reina con el brazo, al igual que la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, en 2009.

- Espera a que la Reina comience la conversación si estás sentado a su izquierda durante una comida. Como los expertos en etiqueta declaran, es costumbre que el invitado de honor se siente a la derecha de Isabel II y el protocolo exige que ella le hable durante el primer plato. Luego cambia la atención a la persona a su izquierda para el siguiente. 

Irse antes que la Reina. Según el protocolo, los invitados nunca deben abandonar un evento antes que la Reina a menos que se haya dado permiso a través de una secretaria privada.

Darle la espalda a Su Majestad, se considera de mala educación.

- Tomar imágenes durante una visita a Palacio. Puede que sea una de las mujeres más fotografiadas del mundo, pero la fotografía no oficial no está permitida en los palacios reales. En 2015, se recomendó a los huéspedes de Alemania que no se hicieran selfies.

- Hacer preguntas personales. La charla debe ser trivial y lo más alejada de la vida privada. 

Estas reglas no son de vida o muerte y quienes las infrinjan no deben temer a que le deporten del Reino Unido. El sitio web oficial de la Monarquía Británica establece que "no hay códigos de conducta obligatorios al encontrarse con la Reina o un miembro de la Familia Real". 

 

Sergio E. González

Sergio E. González

Cuando era pequeño una de las cosas que más me gustaba era sentarme a coser con mi abuela Mercedes, modista y patronista. Pero, con los años me olvidé del ruido de la máquina de coser y decidí que a mi lo que me gusta es contar ideas sobre moda, arte y belleza, ya sea con palabras, imágenes, con campañas de publicidad o con señales de humo… lo mío es comunicar. Pero no todo se resume a eso, también me gusta el café con hielo, los perros salchicha, la paella de mi madre y leer poemas de Lorca.

Continúa leyendo