Isabel II se muda a Windsor a la espera de la decisión de Harry y Meghan

La Reina abandona el palacio de Buckingham después de más de 70 años y se instala de forma definitiva en Windsor; donde espera `desesperada´ la visita de los duques de Sussex.

Es por todos conocido que la salud de la reina Isabel II no atraviesa sus mejores momentos. A sus 95 años, la monarca tiene dificultades para caminar con soltura. Esto ha hecho que la Reina se vea obligada a tomar la decisión de permanecer en el castillo de Windsor de forma definitiva. Tal y como lo ha confirmado el diario The Sunday Times, Isabel II no volverá a vivir en el palacio de Buckingham. Una noticia que ha sorprendido a muchos, y que se ha anunciado al tiempo de conocer que la monarca está desesperada por conocer a la hija menor de los duques de Sussex.

Desde su traslado a Windsor allá por marzo de 2020, parece que el estado de salud de Isabel II se ha ido resintiendo con el tiempo; y todo indica que la Reina no volverá a la que ha sido su casa durante más de setenta años. Hasta hace dos años, el castillo de Windsor solo era su residencia de fin de semana, donde pasaba unos días en Semana Santa y donde se instalaba en junio para ir a Ascot.

Isabel II
Gtres

Isabel II considera que debía permanecer en Buckingham no solo por su trabajo sino porque su presencia allí era un destacado símbolo para la monarquía. A pesar de ello, parece que la monarca es consciente de su delicado estado de salud y ha comprendido que puede ser igual de importante fuera de Palacio. Desde Windsor, Isabel II mantiene reuniones semanales vía telefónica con el primer ministro Boris Jonhson. Un estado de salud que obligó a Isabel II a abandonar la que es una residencia histórica para la Corona Británica. La Reina se trasladó al castillo de Windsor a principio de la pandemia, para tratar de evitar un posible contagio de coronavirus. Lo que en principio fue un simple movimiento temporal, parece que acabará convirtiéndose en una estancia definitiva.

Cabe recordar que el palacio de Buckingham sigue en obras. “No es realmente un lugar para quedarse a largo plazo” comentaba una fuente de Palacio en The Sunday Times. Está previsto que estas obras se prolonguen hasta 2027. A pesar de ello, la Reina volverá a Buckingham para atender los diferentes compromisos oficiales de La Corona. El posible que la monarca viaje a Londres el próximo 14 de marzo para asistir al servicio del Día de la Commonwealth, que se celebra en la Abadía de Westminster; el que sería su primer evento oficial fuera de Windsor en más de cinco meses. También está previsto que Isabel II regrese a Buckingham para asomarse al balcón de Palacio, con motivo de la celebración de su 96 cumpleaños. Y es que, pese a su estado de salud, la Reina no quiere perderse los festejos programados para conmemorar su Jubileo de Platino.

Isabel II
Gtres

Una celebración a la que podrían acudir los duques de Sussex. Según ha confirmado Brian Hoey al diario británico The Express, Isabel II estaría “desesperada por conocer” a su bisnieta Lilibet. La Reina todavía no ha podido disfrutar en persona de la menor de las hijas de Harry y Meghan, a pesar de que la pequeña naciera hace ya más de nueves meses. La monarca tampoco ha podido pasar mucho tiempo junto a Archie, el mayor de los hijos de la pareja; ya que los duques de Sussex se mudaron a California cuando el pequeño todavía era un bebé. A pesar de que se comunican de forma continua con su bisabuela a través de videollamada, parece que La Reina estaría deseosa de compartir más tiempo con sus bisnietos.

Así lo ha anunciado el propio Hoey: “A la Reina le encantaría pasar más tiempo con los pequeños. No se lo que terminará pasando, me gustaría pensar que es posible”. El conocido escritor especializado en la casa real británica ha afirmado que la familia de Harry y Meghan siempre será bienvenida en Buckingham: “Seguro que la Reina les da la bienvenida si vienen. He escuchado de conocidos muy próximos a la Casa Real, que estaría desesperada por poder conocer al bebé”.

Harry y Meghan no han vuelto a visitar Buckingham desde que hace más de dos años se desvincularan de la familia real británica para iniciar una nueva vida en Estados Unidos. Desde entonces, el príncipe Harry ha vuelto a Londres en dos ocasiones, pero sin la compañía de Meghan y sus hijos. En abril de 2021 regresó a la capital inglesa para estar presente en el funeral de su abuelo Felipe de Edimburgo. Meses después volvería a visitar Londres para inaugurar, junto a su hermano Guillermo; una estatua en honor a la memoria de su madre, la princesa Diana de Gales.

Enrique y Guillermo de Sussex
Gtres

A mediados del pasado mes de enero, el representante legal del príncipe Harry emitió un comunicado en el que recordaba que Gran Bretaña sigue siendo el legítimo hogar de su familia. El comunicado destaca que el Duque y su familia son incapaces de volver a Londres debido a los riesgos que concierne su seguridad.  Dicho documento anuncia que el príncipe solicitó una revisión judicial de la decisión del Ministerio del Interior que impide que el duque de Sussex pueda pagar protección policial cuando viaje a Reino Unido. “Al príncipe le gustaría volver para que sus hijos puedan conocer su país natal” añade el comunicado. Por ello, es posible que ambos acudan en abril a la celebración del Jubileo de Platino de Isabel II, con motivo de su 96 cumpleaños.

Continúa leyendo