Isabel II se pierde la gran cita de Ascot... pero Sophie de Wessex y Zara Tindall deslumbran

Vuelve el glamour de las carreras de caballos y los Windsor no ha querido perdérselo... En ausencia de la reina, la duquesa de Wessex y Ana de Inglaterra y su hija han sido protagonistas.

Las carreras de Ascot son uno de los acontecimientos más glamourosos de Inglaterra y ya las estábamos echando de menos. Pero han vuelto, con su desfile de sombreros, pamelones y tocados. La familia real británica no ha querido perdérselas, aunque sin la presencia de Isabel II. A la soberana le encantan los caballos y este es uno de sus acontecimientos preferidos, pero esta vez se ha quedado en el castillo de Windsor. Una pena porque seguramente nos hubiera sorprendido nuevamente con su atuendo. Ya sabéis que desde que se quitó el luto le ha dado por los estampados llamativos... Los que sí han estado son el príncipe Carlos y su esposa, Camilla, en representación de la corona. En la jornada inaugural la duquesa de Cornualles eligió un look en tonos pastel: abrigo azul de rayas y vestido blanco, ambos de Bruce Oldfield, una de sus firmas de cabecera. El sombrero a juego firmado por Philip Treacy, cómo no, que estrenaba para la ocasión. El heredero al trono con traje gris y chistera; muy gentleman.

Carlos de Inglaterra y Camilla en Ascot.
El príncipe y Camilla, en Ascot / Getty

Tampoco ha querido perderse las carreras su hermana, la princesa Ana, que nos sorprendió un poco con su primer look. Llevaba un vestido azul noche, por encima de la rodilla y bastante ajustado, con una chaqueta floreada y un chal, todo de Shibumi. Generalmente, las invitadas a las carreras suelen llevar ropa vaporosa... El sombrero, a juego, y unas modernas gafas de sol que contrastaban con el outfit. Ah, y nada de tacones, lo mejor para ir cómoda son unas bailarinas. En las siguientes jornadas eligió el verde esmeralda y el amarillo.

la princesa Ana en Ascot
La princesa Ana, con total look azul / Getty.
Ana de Inglaterra
El verde con sombrero blanco fue otra de sus elecciones / Getty.

En ausencia de la reina Isabel II y también de los duques de Cambrigde, podemos decir que Zara Tindall, hija de la princesa Ana, fue la gran protagonista. El primer día estrenaba un vestido de manga larga y de lunares en blando y negro (alerta que este estampado es el preferido de las royals últimamente) de ME+EM London y unos salones blancos de Emmy London y un tocado precioso con flores XXL de su sombrerera favorita Juliette Millinery. Iba acompañada de su marido, Mike, con chaqué y lo dio todo en las gradas animando a sus caballos favoritos. En otra de las jornadas deslumbró con un diseño corto de Erdem y complementos en rosa paste, tocado incluido.

Zara y Mike Tindall en Ascot
Zara Tindall y su marido, Mike. / Getty.
Tocada Zara TIndall Ascot
Con vestido floral de Erdem y otro original tocado / Getty.

Y para terminar con el repaso de los Windsor en Ascot no podía faltar una de nuestras favoritas de la familia, y también de Isabel II, Sophie de Wessex. La esposa del príncipe Eduardo ha lucido varios looks, todos perfectos. estaba ideal con un vestido tipo túnica en color nude, con lazada a la cintura y escote uve, de aRossGirl para Soler London de 331 euros. El tocado era repetido pero quedaba perfecto con el look. Al igual que el de Zara, también era una creación de Juliette Millinery. Echamos de menos a su hija, lady Louise, que casi siempre acompaña a su madre. Sí vemos a su marido, que compartió grada con el príncipe Carlos, también muy elegante con chistera.

En los días siguientes brilló con luz propia con una falda de vuelo estilo años 50 y un espectacular sombrero y con un vestido camisero de Susanna London con un tocado nude, que ya había llevado en anteriores ocasiones, creación de su sombrerera preferida.

Sophie de Wessex en Ascot.
Sophie de Wessex, con total look pastel/ Getty.
Sombrero Sophie de Wessex
Este ha sido uno de sus sombreros más llamativos, con plumas / Getty.
Sophie de Wessex tocado
Con tocado de Juliette Millinery / Getty.

Las carreras de Ascot esta temporada han sido un poco flojitas, ya que nos faltaba ver allí a la reina y al príncipe Guillermo y Kate Middleton entre otros miembros del clan Windsor. Tampoco asistieron las princesa de York, Beatriz y Eugenia, que siempre destacan por sus llamativos tocados.

Continúa leyendo