Vídeo de la semana

Kate Middleton deslumbra en Sandringham con su look navideño

Con un abrigo de corte midi de mohair y complementos en tonos verde botella, la duquesa de Cambridge ha vuelta a dar una lección de estilo

Kate Middleton
Gtres

El 25 de diciembre es uno de los días más señalados en el calendario de la reina Isabel y sus herederos. Además de la Navidad, la Familia Real Británica celebra una misa en la iglesia de Santa María Magdalena en Sandringham, donde año tras año los Windsor se reúnen para pasar estos días en familia. Los pequeños de los Cambridge fueron el centro de las miradas de sus familiares por ser su debut en la celebración, pero su madre fue, una vez más, la que acaparó toda la atención.

Con un abrigo como protagonista, la duquesa de Cambridge renovó su título como icono de estilo de manera muy acertada. Kate Middleton hizo uso de la elegancia que la caracteriza y optó por los tonos neutros con complementos oscuros. El abrigo que escogió para la ocasión estaba confeccionado con corte midi cruzado, en color arena jaspeado y doble botonadura frontal, firmado por Catherine Walker. Además, un cinturón a tono y una estructura entallada hicieron que la esposa del príncipe Guillermo potenciara aun más su figura. El punto de diferencia de la pieza estaba en los puños y cuello, decorados con un toque furry ideal para soportar las frías temperaturas inglesas, sin perder el toque de distinción.

Kate Middleton, Charlotte
Gtres

Middleton ha seguido el protocolo a la perfección sin perder su esencia y ha completado su look con un tocado tipo platillo en verde botella con decoración floral, que también lució durante el día de San Patricio. Como calzado, la duquesa optó por unos salones de tacón ancho de Emmy London, al igual que su bolso de mano tipo sobre. El broche de oro lo pusieron sus pendientes, de estilo colgante y en forma de lágrima verde.

Normalmente, la futura Reina consorte tiene competencia estilística. Su cuñada, Meghan, también tiende a acertar en la mayoría de outfits que escoge. Pero ni ella ni el príncipe Harry han acudido a la misa, ya que por decisión propia han optado por Canadá para que Archie disfrute de la magia de su primera Navidad. Aun así, en la velada hemos podido ver caras nuevas como la del prometido de Beatriz de York o la del duque de Edimburgo, que ha conseguido recuperarse a tiempo para disfrutar con los suyos como manda la tradición.

Continúa leyendo