Vídeo de la semana

La razón por la que Kate Middleton ha acudido a terapia

James Middleton, el hermano menor de la duquesa de Cambridge, recibió el apoyo de su familia para superar una depresión

Kate Middleton
Kate Middleton en Londres / Gtres

Kate Middleton, el príncipe Guillermo, Meghan Markle y el príncipe Harry participaron recientemente en la campaña 'Every Mind Matters' ('Cada mente importa'), cuyo fin es ayudar a aquellos que sufren de ansiedad, estrés, depresión y otros problemas mentales. Trastornos que la duquesa de Cambridge ha vivido muy de cerca, ya que su hermano menor, James Middleton, sufrió de depresión y estuvo sumido en un pozo oscuro durante un año. Ahora, ha contando a 'Telegraph' que, en ese periodo, fue clave el apoyo de su familia. Todos, incluida la nuera de Carlos de Inglaterra, acudieron con él a terapia para que pudiera recuperarse.

Fue apenas hace dos años cuando James Middleton luchó contra la dislexia, el trastorno de déficit de atención y la depresión. Entonces, lo único que quería era estar solo. No podía hacer actividades rutinarias como comer, dormir o leer. De hecho, no era capaz de hablar con nadie. Ni siquiera con su familia.

Para tratar estos problemas, el hermano de la duquesa de Cambridge acudió a un hospital psiquiátrico. Allí reconoció que, aunque tuvo pensamientos suicidas no se creía capaz de hacerlo. Incluso, su informe concluyó que no era una amenaza para sí mismo. No obstante, las terapias fueron necesarias. Durante casi un año asistió a sesiones regulares de terapia cognitiva conductual. Unas veces solo, otras en familia. Unos días iban uno o varios de los Middleton y otros, todos.

Kate Middleton no solo fue una pieza clave para la mejora de su hermano, sino que además es un importante pilar en la vida de James. De hecho, es un ejemplo y una inspiración. Tanto, que se basó en el anillo de compromiso con el zafiro que perteneció a Diana para pedirle a matrimonio a su novia, Alize Thevent. Una joven francesa experta en finanzas.

Por fortuna, James Middleton lleva ahora una vida muy tranquila. Desde hace unos meses vive junto a su prometida en Battersea, al sudoeste de Londres, donde mantiene una rutina que le hace sentir a gusto. Se levanta pronto y se acuesta antes de las 10 de la noche. 

Continúa leyendo