La `cara b´ de Leonor: de su excelencia profesional a su hermetismo privado

Desde Casa Real apenas se han revelado detalles de cómo es la vida de las hijas de los Reyes Felipe y Letizia de puertas de Palacio hacia dentro.

A pesar de que su exposición pública es cada vez mayor a la hora de participar en más actos institucionales, la princesa de Asturias sigue siendo una gran desconocida para la mayor parte de la población, que solo conoce su capacidad para afrontar con profesionalidad y responsabilidad los diferentes actos a los que ha acudido como representante de la Familia Real.

Leonor de Borbón
Gtres

La princesa de Asturias se ha convertido en una de las royals más destacadas de la nueva generación en la que las monarquías de Europa estarán marcadas por las mujeres. Además de la princesa Leonor, Amalia de Holanda, Elisabeth de los Belgas, Ingrid de Noruega y Estelle de Suecia -después de su madre, la princesa Victoria-, serán quienes ocupen los diferentes tronos. Hace ya apenas unos días que la hija mayor de Haakon y Mette Marit celebró su mayoría de edad -con retraso por la situación de emergencia sanitaria- con una importante fiesta que, además, supuso el debut con tiara no solo de Ingrid, sino también de Elisabeth de los Belgas o Amalia de Holanda. Una cita en la que la princesa Leonor fue una de las grandes ausentes, ya que justo ese día terminaba las clases en el Atlantic College de Gales, donde estudia desde finales del pasado verano.

Cabía la posibilidad de que la hija mayor de los Reyes acudiera a esta fiesta; pero no fue así, y Felipe VI decidió finalmente acudir en solitario a esta cita tan importante para su gran amigo Haakon de Noruega. Una realidad que ha sido muy cuestionada por suponer la gran presentación internacional de las futuras reinas. Sin embargo, lo cierto es que los pasos de Leonor no coinciden de manera exacta con sus coetáneas.

Felipe VI y Haakon de Noruega
Gtres

Hasta el año 2014, cuando don Felipe asumió la jefatura del Estado, la presencia pública de Leonor y Sofía era anecdótica, sobre todo en comparación con el resto de royals de su generación. Sin embargo, esto cambió en torno a 2017, con el primer retrato oficial de la heredera y, más adelante, en 2018, con la entrega del Toisón de Oro por parte de su padre, su primera lectura pública y su presencia en los Centenarios de Covadonga. El comienzo de una nueva etapa en la que la agenda institucional de la heredera ha ido in crescendo.

Leonor de Borbón
Gtres

Especialmente relevante el año 2019, con el debut de la princesa Leonor en la entrega de los Premios de la Fundación Princesa de Asturias o su participación en el décimo aniversario de la Fundación Princesa de Girona. Sin embargo, a pesar de que su agenda es cada vez más intensa, la heredera sigue siendo una gran desconocida para el gran público, algo que puede aplicarse también a su hermana, la infanta Sofía, quizás incluso en mayor medida.

No ayuda a conocerla el hecho de que estudie fuera de España porque, a diferencia de lo que ocurrió en el pasado con su padre, el Rey Felipe, de Leonor solo hay unas fotos a su llegada a Gales, mientras que del Rey se hizo un completo reportaje cuando estaba en Canadá y también hubo testimonio gráfico del campamento de verano al que acudió con anterioridad. Es más, de la princesa Leonor ni siquiera se conocen sus resultados académicos, ni se ha desvelado el misterio en torno al acompañante que viajó con ella en las anteriores vacaciones y que acudió a la celebración familiar del cumpleaños de su abuela, Paloma Rocasolano.

Leonor de Borbón
Gtres

Uh ‘hermetismo’ que resulta fruto del deseo de la Familia Real de mantener la privacidad de la princesa Leonor y de la infanta Sofía. De la heredera al trono apenas se conocen sus gustos, sus aficiones o su grupo de amigos, aunque a la vista de todos, destaca su preparación y su profesionalidad. Al igual que su padre, la princesa Leonor está siendo educada para lo que le espera en el futuro, sin más opciones. La propia Reina Letizia así lo expresó en una salida de la Familia Real en Palma, cuando unos niños preguntaron a Leonor y Sofía qué querría ser de mayor: “Lo que quiera no, lo que tiene que ser”, contestó doña Letizia. Un futuro marcado desde su nacimiento en el que no hay cabida para la improvisación y en el que la faceta profesional está absolutamente desligada de la personal, algo en lo que la reina Letizia ha hecho hincapié desde su llegada a la Familia Real.

También te puede interesar:
Nacho Bellón

Nacho Bellón

Soy de los que piensa que hay pocas cosas más poderosas que una buena historia, y yo solo trato de escribir la mía.

Continúa leyendo