Una noticia buena y otra mala para Charlène: regreso a Mónaco confirmado y una triste pérdida

El príncipe Alberto asegura que su esposa estará en noviembre de vuelta en el Principado para asistir a la Fiesta Nacional. La felicidad de Charlène solo se ve empañada por la trágica muerte de su mascota...

Parecía que este momento no llegaría nunca, pero ya está confirmado: la estancia de la esposa del príncipe Alberto en Sudáfrica está a punto de llegar a su fin. Sí, la princesa Charlène regresa a Mónaco y hay fecha para tal acontecimiento; esta es la buena noticia. Tras muchos meses de ausencia debido a sus problemas de salud, la pesadilla y la distancia que la separaba de su familia terminará pronto. Ha sido el soberano monegasco quien ha confirmado en una entrevista con la revista francesa 'Point de Veu' que ella se encuentra mucho mejor.

"Esta última operación, que afectaba al tabique nasal, salió muy bien. Su regreso está previsto para muy pronto. Y puedo decirles que estará en Mónaco mucho antes de la Fiesta Nacional. No es posible para mí darte la fecha exacta, pero te prometo que lo sabréis cuando llegue el momento", le contaba Alberto al periodista de la citada publicación. Ha sido un largo periplo para Charlène que ha tenido que ser intervenida quirúrgicamente en tres ocasiones en Sudáfrica. Su dolencia que afecta a los oídos y la garganta le ha dado mucho quebraderos de cabeza, el mayor de todos mantenerla retenida a miles de kilómetros del principado, lejos de los suyos.

Durante este tiempo, tanto el príncipe Alberto como los pequeños Jacques y Gabrielle la han visitado solo en dos ocasiones, aunque han mantenido contacto asiduo a través de videollamadas. Pese a que su permanencia en su país natal estaba justificada por motivos médicos, ni la princesa ni su marido han podido evitar los constantes rumores de separación que surgían día sí y día también. Ambos lo han desmentido categóricamente y ahora están cerca de reunirse.

 

Es el 19 de noviembre cuando Mónaco celebra su fiesta nacional y se confirma que Charlène estará presente en un día tan importante. Así pues a veremos asistiendo al tradicional servicio religioso en la catedral de del principado y a los distintos actos conmemorativos el Palacio Grimaldi, junto al resto de su familia política. 

La confirmación esta esperada vuelta se produce al mismo tiempo que conocemos una mala noticia para la princesa Charlène. El pasado martes 26 de octubre contaba en su perfil de Instagram la triste pérdida que había sufrido. Su perrita chihuahua había fallecido a causa de un desgraciado accidente, lo que le provocó una inmensa tristeza. "Mi angelito murió anoche, fue atropellada. Te extrañaré mucho, descansa en paz", escribió en su perfil con una tierna foto suya besando cariñosamente a su mascota. Sus seguidores no dudaron en enviarle mensajes de condolencia y mucho ánimo. Imaginamos que sus hijos también lo habrán sentido mucho, pero, por suerte, su madre pronto estará en palacio para consolarlos. Ha sido un largo tiempo separados, así que tienen mucho que recuperar.

Ahora que la princesa vuelve a casa, Carolina puede disminuir un poco su presencia institucional, pues ha ejercido de primera dama sustituta del principado durante la ausencia de su cuñada. Las veremos juntas con casi total seguridad en la Fiesta Nacional de Mónaco.

Continúa leyendo