La prueba de que Alexandra de Hannover ha desbancado definitivamente a Carlota Casiraghi

La hija menor de Carolina de Mónaco se ha convertido en el nuevo icono de estilo en el Principado.

Alexandra de Hannover viene pisando fuerte. A sus veintiún años, la hija menor de Carolina de Mónaco ha heredado la clase y elegancia de su madre y poco a poco va desbancando a su hermana mayor, Carlota Casiraghi, que en los últimos tiempos prefiere mantenerse alejada de los focos.
 
Después de varios meses sin participar fuera de la escena pública por razones obvias, Alexandra no ha querido perderse una de sus citas preferidas, la Semana de la Moda de París. Si en la última ocasión asistió en compañía de su madre, esta vez lo ha hecho sola y ha confirmado su idilio con la Casa Dior, siguiendo la estela de su abuela, Grace Kelly, pero también de su cuñada Beatrice Borromeo, gran adepta a la marca.

Alexandra de Hannover
Gtres

Alexandra ha acaparado todos los flashes en el desfile de la mítica casa en la Ciudad de la Luz. La hija de Carolina de Mónaco y Ernesto de Hannover -con quien mantiene una complicada relación en los últimos meses-, ha deslumbrado con su look de inspiración college que pertenece a la colección Otoño-Invierno de Maria Grazia Chiuri. La joven ha apostado por una minufalda de cuadros en tonos cálidos, que ha combinado con un jersey de rombos en cachemira gris, perfecto para los primeros fríos. Lo ha completado con el mítico bolso Bobby de la Casa, en piel de becerro y costuras sobrehiladas, y botas color camel a juego. Un arriesgado conjunto que ha sido todo un éxito y cuyo precio total supera los seis mil euros. Aunque Alexandra posó sin la mascarilla recomendada, la joven la llevaba en la mano, tal como aconsejan las autoridades sanitarias.
 
Con su presencia en el desfile, Alexandra confirma su apoyo a la marca y a la moda en general en un momento complicado para la industria y toma el relevo tanto de su madre como de su hermana mayor. Está claro que es ella quien marca la pauta de estilo en esta nueva etapa en Mónaco, con permiso de Beatrice Borromeo y Tatiana Santo Domingo.
 
 
 
 

Continúa leyendo