La realeza europea se reúne por el aniversario de la liberación de Auschwitz

Máxima de Holanda, Matilde de Bélgica y Victoria de Suecia han sido algunas de las royals que se han sumado a los monarcas españoles en su visita a Polonia

Letizia Ortiz, Felipe VI
Gtres

Este mismo lunes ha tenido lugar uno de los homenajes más emotivos dentro de las agendas reales anuales. Se trata del 75 aniversario de la liberación del campo de concentración de Auschwitz, en el que se rendirá homenaje a los supervivientes y a las víctimas de las atrocidades cometidas por los nazis, las cuales supusieron la pérdida de millones de personas.

Don Felipe y Doña Letizia no han dudado en sumarse a otras casas reales y representantes políticos para rendir homenaje a los afectados por el Holocausto. Para ello, han seguido estrictamente un protocolo de indumentaria basado en vestimenta oscura sin distinción de género, y tocado o sombrero para las mujeres. Letizia ha optado por el total black y una diadema aterciopelada a juego.

Otros de los asistentes más conocidos han sido Máxima de Holanda y Guillermo Alejandro. No es la primera vez que la pareja acude al acto en representación de los Países Bajos. Ya se dejaron ver en el 70 aniversario, donde a pesar de no ser obligatorio, el monarca holandés fue la sorpresa estilística al llevar un sombrero ‘kipá’, típico en la cultura judía.

Matilde de Bélgica y su marido fueron otros de los monarcas invitados. Al igual que la heredera al trono sueco, la princesa Victoria, y el heredero noruego, Haakon. Por la parte británica, la duquesa de Cornualles ha decidido también trasladarse hasta el campo de exterminio donde ha tenido oportunidad de hacer una ofrenda floral, además de hacer una ruta por este terreno que tanta historia esconde.

Victoria de Suecia
Gtres

Por su parte, Kate Middleton y el príncipe Guillermo se han quedado en territorio inglés para presidir el acto del Día del Holocausto celebrado en Westminster, donde se conmemoraría esta tragedia. A pesar de no optar por el luto tradicional con una vestimenta negra, la duquesa de Cambridge ha lucido un vestido gris con ribetes negros totalmente válido para la ocasión.

Continúa leyendo