La reina Letizia da la campanada en el concierto previo al gran día de Leonor

Los Reyes continúan con su agenda en Oviedo. La última parada ha sido el concierto Premios Princesa de Asturias, con una Letizia deslumbrante.

Deslumbrante y con ganas de brillar. Así se ha presentado la reina Letizia en el auditorio Príncipe Felipe de Oviedo para asistir al XXVIII Concierto Premios Princesa de Asturias, organizado por la Fundación Princesa de Asturias. Era la segunda parada para los Reyes de España tras la gran acogida que han tenido en el acto de bienvenida y la consorte no ha decepcionado con la elección de su vestuario.

Letizia
Gtres

Letizia ha optado por un top rosa palo, con escote palabra de honor, plumas en su parte superior y cinturón negro, a juego con pantalones y stilettos del mismo color. Un outfit absolutamente ganador y que la permitía lucir su tonificado cuerpo. Normal que los monarcas entrasen al recinto con un aplauso atronador de fondo. Hay que recordar que la Reina se ha atrevido más este año que en 2018, donde apostó por la sobriedad con un vestido midi negro que combinó con espectaculares joyas de la reina Victoria Eugenia.

Letizia
Gtres

Esta cita es ya un clásico en la agenda de Sus Majestades los Reyes de España y que disfrutan de lo lindo. En esta ocasión el espectáculo ha estado formado por once fragmentos musicales relacionados con España. La interpretación ha corrido a cargo del Coro de la Fundación Princesa de Asturias, con la Orquesta Sinfónica del Principado, que han tocado el concierto de ópera y zarzuela, bajo la dirección de Cristóbal Soler.

Antes del concierto, los Reyes han tenido su baño de masas particular en la Catedral de Oviedo. Para esa ocasión, doña Letizia ha ido de gris y con un modelo de su fondo de armario cuya procedencia no se conoce. La Reina ha querido ceder todo el protagonismo a su hija y ha reciclado un vestido que estrenó el pasado año en el mes de diciembre y con el que apenas llama la atención. Un diseño de aire ‘New look’, con falda de vuelo y escote cruzado que ha completado con zapatos de salón y cartera en rojo, uno de sus colores fetiche y que ha supuesto un claro homenaje a España en un momento delicado para nuestro país.

Continúa leyendo