La reina Letizia retoma su agenda internacional en Auschwitz

Los monarcas españoles han viajado hasta Polonia para presenciar el 75 aniversario de la liberación del campo de concentración nazi de Auschwitz

Vuelta a la rutina. La reina Letizia y su marido han retomado su agenda oficial hoy mismo y han puesto rumbo a Polonia para acudir al 75 aniversario de la liberación del campo de concentración nazi de Auschwitz, uno de los escenarios donde se produjeron los crímenes más devastadores a nivel mundial y donde se acabó con la vida de más de un millón de personas.

Por su pasado como periodista o por su ‘status’ dentro de la realeza, doña Letizia no ha dudado en asistir junto a su marido por primera vez al acto conmemorativo. En cambio, los Reyes eméritos han hecho acto de presencia en varias ocasiones como monarcas y sabían de primera mano el dolor que conlleva acudir a eventos de esta índole.

La ceremonia de conmemoración tendría lugar a las 15:30 horas, pero los Reyes españoles han aparecido en el campo media hora antes. La pareja ha hecho una ofrenda floral basada en un conjunto de rosas rojas y amarillas, en representación de nuestro país. También han aprovechado la visita para recorrer unas instalaciones que esconden una historia desoladora.

Para la ocasión, Letizia ha tenido en cuenta la seriedad del momento y ha optado por un look total black compuesto por un pantalón de corte recto, abrigo cruzado, guantes, foulard rodeando el cuello y un tocado en forma de diadema de terciopelo. La monarca ha seguido estrictamente el protocolo, ya que los asistentes estaban obligados a llevar vestimenta oscura, y en el caso de las mujeres, un sombrero o tocado.

Tras aportar la corona rosas bicolores, don Felipe y doña Letizia han tomado asiento para escuchar atentamente el discurso de bienvenida del presidente de Polonia. Más tarde, habría un tiempo dedicado a las oraciones y homenajes para los difuntos, y para los supervivientes. Los soberanos darán por finalizado el acto oficial a lo largo de la tarde, tras el tributo a las víctimas en el monumento de Birkenau.

Continúa leyendo