La surrealista (e involuntaria) manera de Meghan Markle de hacer feliz a un veterano de guerra

Sin saberlo, la duquesa de Sussex le hizo un regalo de cumpleaños, adelantado, a un veterano de la Segunda Guerra Mundial y del Día D

Gtres

Meghan Markle y el príncipe Harry asistieron este jueves al Remembrance Day (Día del Recuerdo), en el que se rindió homenaje a los fallecidos en tiempos de guerra. Un acto simbólico y especial donde la duquesa de Sussex, de manera involuntaria, le hizo un gran regalo a un veterano de guerra.

En la jornada, en la que cada año se colocan más de 70.000 cruces para homenajear a distintos regimientos y soldados que murieron en guerras pasadas, estuvo presente William Allen, un veterano de la Segunda Guerra Mundial y del Día D, que además de honrar la memoria de sus compañeros, tuvo la oportunidad de intercambiar algunas palabras con Meghan Markle. Sin embargo, su suerte no termino allí. De acuerdo con la periodista Rebecca English, la esposa del príncipe Harry lo abrazó y lo besó, dejándole en la parte superior derecha de su chaqueta, una marca de maquillaje.

En conversaciones con la periodista, William Allen, que llegará a los 100 años de vida el próximo mes, se mostró muy emocionado por llevarse a casa una parte de la duquesa de Sussex y que, sin duda, es un gran regalo de cumpleaños adelantado. “¡Nunca me la voy a lavar!”, aseguró el veterano, que en el otro lado de su chaqueta llevaba la tradicional amapola, considerado desde hace años, el emblema que recuerda a los fallecidos en los campos de batalla de la Gran Guerra.

Meghan Markle también llevó la habitual amapola sobre un elegantísimo abrigo peluche azul oscuro, con amplias solapas y silueta envolvente. Una pieza sobria y apropiada para la ocasión que combinó con un cinturón fino negro y unas botas de tacón a tono, de Victoria Beckham, que estrenó en la pasada misa de Navidad en Sandrigham. Asimismo, con un sofisticado tocado de Philip Treacy y unos guantes de piel.

Continúa leyendo