La tiara predilecta de Margarita de Dinamarca que algún día coronará a Mary Donaldson

A pesar de tener numerosas joyas a su disposición, la reina Margarita siente especial predilección por una diadema con gran valor sentimental.

La reina Margarita ha sido una de las grandes perjudicadas por la pandemia. No porque le haya afectado directamente en términos sanitarios -por suerte, ya que se encuentra en el grupo de mayor riesgo-, sino porque tenía prevista una importante fiesta para celebrar su ochenta cumpleaños. No pudo ser y, de momento, no se ha especificado si se va a posponer la celebración, ya que la situación mundial es cuanto menos complicada. A pesar de esto, a ‘Daisy’, la felicitaron el resto de royals europeos con un entrañable vídeo en el que no faltaron don Felipe y doña Letizia y, como no podía ser de otra manera, desde la Casa Real se distribuyeron una serie de imágenes con motivo de este especial aniversario. Fotografías en las que se quería resaltar la continuidad de la dinastía, ya que la Reina posaba junto a su hijo mayor y su nieto Christian, que acaba de cumplir quince años y ya se postula como uno de los solteros de oro del Gotha.

Pero si hay algo que llamó la atención de la serie de fotografías es la tiara que la Reina escogió para su imagen más de gala, en la que vistió un espectacular diseño de terciopelo azul. De entre la vasta colección de diademas que la monarca tiene a su disposición, Margarita se decantó por una de perlas que guarda un especial significado para ella. Se trata de una diadema de perlas que forma parte de un conjunto compuesto por collar, pendientes y un broche, además de la tiara y que está elaborado en perlas y diamantes. La diadema fue encargada para la princesa Luisa de Prusia a principios del siglo XIX y de ella ha pasado a sus descendientes. Una de las cosas más curiosas del conjunto es que los pendientes se hicieron separando dos perlas de la tiara, pero su peso era tal que se les hizo un soporte por encima de la oreja, para que no colgaran del lóbulo.
Para la reina Margarita, este parure es uno de los más especiales de su joyero. De hecho, su madre, su abuela y su bisabuela también lo solían llevar en los retratos oficiales. La tiara consta de 18 perlas en forma de pera que cuelgan de arcadas tachonadas de diamantes. Toda la tiara está unida a un anillo con diamantes. La diadema forma parte del llamado conjunto Perlepoire. La reina ha usado la tiara en varias fotografías oficiales a lo largo del tiempo, incluida la primera como regente de Dinamarca en 1972. Antes de ese momento, la reina Ingrid y la reina Alexandrine también usaron la tiara en los retratos oficiales de gala en su época como reinas de Dinamarca. Sin duda, motivo más que justificado para que la pieza sea una de las más importantes del joyero de la Reina que algún día lucirá Mary Donaldson.

Continúa leyendo