La última entrevista a Lady Diana

En una conversación a corazón abierto, conducida por la BBC, Lady Diana se mostró triste, preocupada y discriminada por la casa real británica. La princesa fuerte y sensible pagó un precio muy alto por pertenecer. Finalmente, terminó revelando sus últimas verdades.

El ex periodista Martin Bashir se consagró gracias a la exclusiva charla que mantuvo con Lady Diana y, más allá de haber renunciado a la British Broadcasting Corporation (Corporación Británica de Radiodifusión) por motivos de salud, su reputación quedó algo trastocada tras aceptar públicamente que había falsificado documentos para persuadir a la familia de Diana Spencer acerca de la necesidad de la montar la entrevista. 

Más allá de los errores, las culpas y las disculpas, el príncipe Guillermo remarcó un aspecto fundamental. Los medios exageraron en forma negativa las emociones que se encargaron de atribuir a su madre. Después de todo, lo más importante fue su legado, el amor por sus hijos, las causas humanitarias a las que dedicó su vida. ¿Cómo no considerar fuerte a una persona que se esfuerza por ajustarse a los cánones de una vida marcada por el deber ser? Pero esa fortaleza suele jugar en contra y Lady Di siempre lo supo. Diana es una figura que, como a tantos otros seres humanos, siempre me han llamado poderosamente la atención. Sus gestos, las expresiones de su rostro, su andar y su forma de presentarse frente a todo el mundo eran la máxima expresión de una persona amable, determinada, sensible y hasta capaz de ruborizarse.

Lady Diana siendo entrevistada por el periodista Martin Bashir
Lady Diana siendo entrevistada por el periodista Martin Bashir
Lady Diana - Pinterest
Lady Diana - Pinterest

"¿Crees que algún día serás reina?". "No lo creo”. Y, con los pies en la tierra, Lady Di expresó que sí creía ser reina en los corazones de aquellos que le daban un lugar a ella también. Profundamente asertiva y segura de su misión, admitió saber que no encajaba porque hacía las cosas de una manera diferente. ¿Acaso buscar formas originales de ser y hacer, más auténticas y alineadas con nuestros propósitos, no nos hablan de un gran carácter? 
En cambio, la prensa se empeñó en focalizar en sus "trastornos emocionales", como si sus sentimientos pusieran en jaque toda la estructura de decoro y protocolos. Mucho se habló sobre sus trastornos alimenticios, pero poco sobre el maltrato subrepticio y la violencia emocional a la que fue sometida. 

Lady Diana - Pinterest
Lady Diana - Pinterest

Mujer empoderada, Lady Di empuñaba el timón de su corazón y, aunque admitió que eso le ocasionó problemas en su desempeño como funcionaria de la corona británica, acertó al decir que así no podría ser reina. Su forma de ser, menos fría y menos calculadora, le restó apoyo dentro del entorno real. El espíritu amoroso y constructivo de Diana Spencer, simplemente no encajaba con las expectativas tradicionales y por esta razón ha sido percibida como una especie de amenaza.

Y. aunque, intentó hacer funcionar su matrimonio con el príncipe Carlos de Inglaterra, siempre hubo un abismo entre ambos. Así fue como la etiquetaron bajo la terminología de "emocionalmente inestable", porque su humanidad era enorme y no había forma de catalogarla. Lady Di estaba triste por su matrimonio fallido y agobiada por las presiones, pero siempre fue una madre amorosa y jamás perdió la esperanza por el futuro de un mundo más amable y solidario. ¿Nos quedamos con esto y lo atesoramos?   

 

Continúa leyendo