La verdad sobre el fallo protocolario de Michelle Obama con la reina Isabel

Uno de los secretos que la modista de la madre de Carlos de Inglaterra ha revelado en su libro 'The Other Side of the Coin: The Queen, The Dresser and The Wardrobe' tiene que ver con el encuentro entre la ex primera dama de Estados Unidos e Isabel II en 2009

Michelle Obama e Isabel II
Gtres

Angela Kelly, modista y confidente de la reina Isabel ha recordado un suceso de 2009 que, entonces, acaparó todos los titulares. Se trata del abrazo que le dio la ex primera dama de Estados Unidos a la madre de Carlos de Inglaterra durante una visita al Palacio de Buckingham y que, en su momento, fue considerado como una ruptura del protocolo y un exceso de confianza. Sin embargo, no fue así. La experta, que está por publicar su nuevo libro 'The Other Side of the Coin: The Queen, The Dresser and The Wardrobe' ('El otro lado de la moneda: la Reina, la cómoda y el armario') ha revelado en el texto algunos secretos nunca contados. Entre ellos, que a Isabel II no le molestó en lo absoluto el gesto de la esposa de Barack Obama.

Michelle Obama a Isabel II
Gtres

"La reina Isabel tiene la capacidad de hacer que todos se sientan tan relajados que a veces sale instintivo el contacto hacia ella, tal y como le pasó a Michelle Obama durante la Visita de Estado con su esposo, el presidente Barack Obama, en 2009", explica Angela Kelly. "Se ha dicho mucho sobre el encuentro de las dos, de su calidez mutua e instantánea y de que se habían saltado el protocolo quedándose de pie estrechamente abrazadas. En realidad, es un instinto totalmente natural que la reina Isabel muestre afecto y respeto por otra gran mujer y realmente no hay un protocolo que deba cumplirse. Cuando el anfitrión de una Visita de Estado siente el cariño o el cuidado de su invitado de honor, realmente de lo que se trata es de la bondad humana y esto es algo que la reina Isabel siempre recibirá con gusto", añade.

Michelle Obama también hizo referencia a esta anécdota en su libro 'Becoming'. "Hice lo que es instintivo para mí, cada vez que me siento conectada a una nueva persona, expreso mis sentimientos de manera externa. Puse una mano cariñosamente sobre su hombro", escribió en el texto.

Continúa leyendo