Las bombas de la nueva biografía del rey Emérito don Juan Carlos

La escritora Laurence Debray acaba de publicar un libro que está levantando ampollas. En él se habla del exilio del padre de Felipe VI, de su vuelta a España y de sus relaciones familiares.

Lauren

Ya está a la venta, desde el miércoles 6 de octubre, el nuevo libro biográfico sobre el padre de Felipe VI. Se ha desatado la polémica porque son muchas las cosas que releva... Las bombas de la biografía del rey Emérito don Juan Carlos ocupan todos los titulares de la prensa nacional e internacional y vuelven a poner en tela de juicio su papel institucional y sus relaciones familiares. Se titula 'Mon Roi déchu' ('Mi rey caído') y ha sido escrita por la periodista Laurence Debray, que ha mantenido un estrecho contacto con el protagonista desde que se refugió en Abu Dabi. Incluso se ha llegado a rumorear que podría existir algún tipo de relación entre ellos. El marido de la escritora lo ha negado con un tuit en el que escribe: "Así que esta mañana me entero por la prensa española que mi mujer y es la nueva amante del antiguo rey de España. Es increíble lo vulgar y poco serio que es el periodismo. Pero, querida, ¡estás preciosa en las fotos!".

Don Juan Carlos asiste desde la lejanía al escándalo suscitado y sólo ha pronunciado estas palabras: "No tengo nada que decir, pero poco importa...". Se lo dijo a un periodista del programa de Cuatro 'Todo es verdad', pero lo que verdaderamente importa es lo que se cuenta en el libro. Este es un resumen de lo más importante.

Su vida en Abu Dabi y sus planes de futuro

- "He perdido 12 kilos". Así le confirma a su entrevistadora que está mucho más delgado. Laurence asegura que se nota que don Juan Carlos tiene dificultades para moverse y, pese a encontrarse bien de salud, sus ojos tristes denotan su sufrimiento.

- "Algunos están muy contentos de que me haya marchado (...). Me enfrentaba a muchas presiones", dice para justificar su exilio voluntario lejos de España. Es más, precisa que lo hizo por el bien de la institución: "Los periodistas me habrían perseguido por todos los sitios. Aquí no molesto a la Corona".

- "Ahora debo pensar en mi entierro". Una frase que viene a colación de una conversación entre la escritora y él sobre el funeral del duque de Edimburgo, del que dice: "Fue soberbio, realmente emocionante y elegante", dice el rey emérito. Y añade: "El entierro de mi padre fue muy bonito. Ahora debo pensar en el mío".

- "Me bastaría coger un avión". Esto es lo que responde cuando se le pregunta cuándo va a regresar. Y podría ser pronto, ya que la fiscalía ha retirado tres causas que se seguían contra él. Algunos fechan este regreso antes de finales de año.

- "Lo que más echo de menos es la comida", confiesa, sobre todo el jamón, aunque tiene un amigo que se lo hace llegar de vez en cuando. 

biografia rey emérito
Laurence Debray es la autora de esta biografía / Gtresonline.

- Su relación con Felipe VI está rota. Al menos eso se cuenta en el libro. Laurence escribe: "Con su hijo, el Rey de España, en cambio, se rompen lazos. Felipe VI renunció públicamente a la herencia de su padre y le retiró la asignación anual de 192.000 euros que recibía. Una puñalada simbólica. Felipe no descolgó su teléfono el 5 de enero, el cumpleaños número 83 de Juan Carlos. Él es un rey caído, pero ante todo es un padre repudiado. Quizás su mayor fracaso radique ahí".

- Sigue en contacto con la reina Sofía. Debray asegura que habla con ella con cierta asiduidad, Una vez más la reina Emérita demuestra que está a su lado en las buenas y en las malas. Más fluida es su relación con sus hijas, Elena y Cristina, que le han visitado varias veces.

- Así es su día a día. Se levanta a las siete de la mañana, hace algo de gimnasia, repasa la prensa española y habla con sus abogados. El rey Emérito cuenta con cuatro guardaespaldas y dos personas de servicio que se encargan de la limpieza y la comida. También sigue online la misa diaria que se celebra en la capilla del palacio de la Zarzuela.

- Hay amigos que le han dado la espalda. Y, según sus propias palabras, algunos de ellos le deben deben riqueza y fama.

- No se arrepiente de nada. Al menos eso es que asegura la autora de la biografía que hace esta reflexión: "Le encantan las mujeres. Le encanta comer. Le gusta beber. Realmente no le gusta ser rey. Y no se disculpará por vivir. Solo quiere ser olvidado, dejar que su hijo trabaje. Espera que los españoles avancen pronto y que pueda morir en paz en su país".

Continúa leyendo