Vídeo de la semana

Las claves del escándalo racista que salpica a la mejor amiga de Meghan Markle

Cuando parecía que la calma había llegado a la vida de la duquesa de Sussex, una nueva polémica racista ha envuelto a Meghan Markle

Jessica Mulroney
Gtres

La sombra del racismo acecha de nuevo. La que fuera mejor amiga de Meghan Markle y la encargada de que la boda de los Sussex saliera a la perfección, Jessica Mulroney, ha sido despedida de su puesto de trabajo después de que salieran a la luz unos mensajes en los que la estilista amenazaba a Sasha Exeter, una influencer de raza negra.

Sasha ha querido dar su versión de los hechos, sosteniendo que la estilista se tomó como un ataque personal una publicación suya en la que compartía sus experiencias como víctima de discriminación en la industria en que ambas trabajan. Fue entonces cuando Jessica se dio por aludida y dio pie a “una serie de comportamientos problemáticos y salidas de tono que finalmente alcanzaron su punto álgido el pasado miércoles”.

Tras varios mensajes directos, la estilista envió uno que añadía: “He hablado con varias compañías y personas acerca de la forma tan injusta en que me has tratado. Consideras que tu voz importa. Bueno, solo importa si la usas de manera amable y sin la intención de ridiculizar a otros que todavía están aprendiendo. Buena suerte”. La influencer interpretó sus palabras como una amenaza indirecta a su carrera y así lo ha denunciado en su propia cuenta de Instagram. “No estoy diciendo que Jessica sea racista, de ninguna manera, pero sí diré lo siguiente: es muy consciente de su posición privilegiada, del poder que ostenta y del privilegio que conllevaba su color de piel”, ha lamentado.

Después de esta denuncia pública, Mulroney se ha pronunciado a través de sus redes sociales y ha pedido disculpas por no hacer lo suficiente. Esta discusión ha provocado un tremendo disgusto en Meghan Markle, una de las mayores voces en la lucha por la igualdad. Un amigo cercano a ella ha explicado para ‘The DailyMail’ que la duquesa de Sussex no da crédito a las acciones de su mejor amiga y más aún sabiendo que tienen una gran estrecha relación y sabe por todo lo que ella ha pasado. “Ella no cree que Jessica sea racista, pero no entiende su forma de comportarse y las malas maneras que ha tenido a la hora de manejar la situación. Meghan ha dejado claro que no quiere que se le asocie nunca más con ella, al menos públicamente. Es lo que tiene que hacer para mantener su reputación”.

La mujer del príncipe Harry ha roto su silencio y se ha dirigido en un mensaje grabado en vídeo a las alumnas del instituto del Inmaculado Corazón de Los Ángeles que se gradúan este 2020 para hablar sobre la muerte de Floyd. “Lo que está ocurriendo en nuestro país, en nuestro estado y nuestra ciudad de Los Ángeles… No estaba segura de lo que podría deciros. Quería decir lo correcto. Pero me he dado cuenta de que lo único malo es no decir nada… porque la vida de George Floyd importaba y la de Breonna Taylor y las de Philando Castile y Tamir Rice… así como la de otras  muchas personas cuyos nombres conocemos y otros que no sabemos”, comenzaba diciendo así la exactriz.

“Lo primero que deseo deciros es que siento mucho que tengáis que crecer en un mundo donde esto todavía está presente. Estamos viviendo esto, desde el sherif de Michigan a la policía de Virginia. Gente que se levanta con solidaridad, comunidades que se unen y se apoyan. Vosotras vais a ser parte de este movimiento”, finalizaba así Meghan su mensaje de apoyo.

Continúa leyendo